Las medidas de Trump enfrente el repudio local e internacional a raíz de videos, fotos y audios que exhiben las condiciones de los migrantes.Foto: Reuters El presidente estadounidense, Donald Trump, adelantó este miércoles que firmará pronto una ...

 

Educación Preescolar, la revista - 5 new articles



Trump alista decreto para no separar a niños migrantes de sus padres

Las medidas de Trump enfrente el repudio local e internacional a raíz de videos, fotos y audios que exhiben las condiciones de los migrantes.

       
 

Ejercicios para estimular a un niño con síndrome de Down en casa


La mayoría de niños con síndrome de Down tienen más dificultades que el resto para aprender a coordinar sus movimientos, decir sus primeras palabras o asimilar conceptos.


Sin embargo, si los estimulamos adecuadamente desde pequeñitos, les ayudaremos a mejorar sus capacidades en el futuro.
Entre los 0 y 3 años, el cerebro de nuestro hijo se está desarrollando y por eso el trabajo que realicemos con ellos a esta edad va a determinar muchas de las habilidades que los niños tendrán cuando sean adultos. Si tienes un hijo con síndrome de Down te serán muy útiles estos ejercicios de estimulación que te proponemos. Son sencillos y los podéis realizar en casa: pasaréis un rato muy divertido juntos, y le ayudarás a desarrollar sus capacidades.

Ejercicios de psicomotricidad para niños con Síndrome de Down

De 1 a 2 años

Para niños de 1 a 2 años, te proponemos estas actividades:
  • Una vez que se mantenga en pie con apoyo ponle algún juguete u objeto que le llame la atención al otro lado del sofá para que deambule con apoyo.
  • Ofrécele andadores llamativos que sostengan bien el peso y no se escurran con facilidad.
  • De la mano deambula con él y colócale pelotas para que chute.
  • Jugad a hacer torres con cubos o a meter bolas en recipientes.
  • Dale ceras gordas para que garabatee y pintura de dedos. 

De 2 a 3 años

Si tu hijo tiene de 2 a 3 años, puedes probar con estas actividades:
  • Anímale a saltar subiéndose en elevaciones pequeñas.
  • Juega al balón con él para que reciba y te pase la bola. Con ello le ayudarás a mejorar su coordinación.
  • Jugad a hacer bolas y “salchichas” de plastilina o de arcilla.

Ejercicios para reforzar el lenguaje y el área cognitiva

En general, los niños con síndrome de Down son más lentos a la hora de procesar conceptos, y además tienen dificultades para articular bien los sonidos. Para reforzar su aprendizaje puedes plantear estos ejercicios: 

De 1 a 2 años

  • Podemos trabajar la atención con ejercicios manipulativos: meter piezas pequeñas en una botella, realizar encajables sencillos, colocar pinzas suaves de la ropa,…
  • Jugad con pintura de dedos o pintura de cara a colorear las partes del cuerpo frente al espejo.
  • Agrupad colores con fichas o piezas de construcción.
  • Cuéntale todo aquello que vais viendo por la calle, en el supermercado,...
  • Con cuentos y libros de ilustraciones pídele que señale.
  • Invítale siempre a que pida las cosas con palabras y no se acomode en los gestos. 

De 2 a 3 años

  • Jugad a escuchar y nombrar sonidos del ambiente: pájaros, coches, ambulancia, agua, perro, batidora,…
  • Juega a enumerar por categorías: alimentos, animales, partes del cuerpo,..
  • Clasificad piezas por formas y colores.
  • Para practicar las posiciones en el espacio, podéis jugar a “representarlas”, por ejemplo: “Vamos a ponernos debajo de la mesa”, ”Coloca el coche debajo de la silla”.
Hay que tener presente que los niños siempre aprenden a través del juego: si este no les divierte, se cansarán y no querrán repetirlo. Recuerda que tú transmites a tus hijos todo lo que sientes en cada momento: miedos, frustración, serenidad, admiración, afecto… Por eso, lo importante es disfrutar del día a día con ellos, respetar sus ritmos y sorprendernos de sus hazañas.
 Clara Dobladez Soriano es maestra de Educación Especial y especialista en logopedia en el centro EDUCO Córdoba.
       
 

10 Actividades para Niños con Síndrome de Down


A continuación, presentamos actividades para niños con Síndrome de Down que pueden ayudarte a mejorar las habilidades de estos chicos.

¿Tienes algún alumno o hijo con Síndrome de Down y quieres desarrollar sus competencias? Existen muchos ejercicios de los que pueden beneficiarse que le ayudarán a desarrollar habilidades necesarias para su día a día.
No sólo es recomendable que realicen actividades de aquellas habilidades que tienen totalmente adquiridas, sino también de otras en las que presenten problemas con el fin de mejorarlas para llegar a alcanzar su potencial individual.

Actividades para mejorar la atención

Tener una buena atención es indispensable para llegar en un futuro a tener una completa autonomía y poder realizar las actividades que se quieran sin ayuda de otra persona. Esto puede ser algo muy importante para cualquier persona, pero es determinante para aquellas que tienen alguna discapacidad.
A continuación, os presentamos dos ejercicios que pueden ayudarte a fomentar la atención en niños con Síndrome de Down:

1. Cuéntame un cuento

Procedimiento: Una de las actividades que puedes realizar si quieres mejorar la atención de los niños es contarles un cuento y a continuación hacerles preguntas sobre sus protagonistas y lo que ha ocurrido.
Para ello, tienes que elegir un cuento que les guste y les cree curiosidad. Normalmente, las fábulas suelen ser más divertidas y pueden además, aprender de sus moralejas.
Una vez que el profesor ha terminado de contar el cuento o la fábula. Tiene que hacer preguntas a los niños para corroborar que se han enterado y que han comprendido la historia. Por ello, preguntas tales como: ¿Quién es el protagonista?, ¿Cómo se llama?, ¿Qué le ha ocurrido? nos ayudarán a saber el grado de comprensión.
Material: Cuentos y fábulas. Aquí puedes encontrar más de 20 fábulas cortas para niños.
Consejos: El profesor mientras está contando el cuento tiene que asumir los roles de los personajes e ir cambiando la voz, con el fin de hacer más entretenida la actividad y despertar la curiosidad en los niños. Dependiendo del nivel académico y de comprensión que tengan los niños, se irán además intercalando preguntas relevantes.

2. ¡Somos músicos!

Procedimiento: La música puede ayudar a los niños con Síndrome de Down a desarrollar y mejorar su atención. Una de las formas más divertidas de trabajarla es escuchando canciones. Los niños mientras la escuchan tienen que hacer diferentes ejercicios, como por ejemplo: dar palmas siguiendo el ritmo, dar saltos, mover las manos hacia arriba etc.
Lo ideal es poner diferentes estilos de música donde los ritmos sean diferentes para irlos intercalando. Este tipo de ejercicio también se puede realizar con instrumentos de percusión como el triángulo o el tambor. La idea sería la misma, que al ritmo de la música los toquen.
La distribución que yo siempre he utilizado para realizar esta actividad, es que los niños se coloquen en círculo, ya que así podrán moverse y seguir el ritmo de la música más cómodamente. Si alguno de ellos falla, quedará eliminado y ayudará a sus compañeros a realizar la actividad.
Material: Instrumentos musicales, en el caso de que se prefiera realizar la actividad de este modo.
Consejos: Para que la actividad sea más dinámica, es aconsejable que se intercalen los diferentes tipos de canciones comenzando por las que presentan un ritmo lento y terminando con aquellas que son más movidas. De esta forma, se irá aumentando el nivel de dificultad.

Actividades para mejorar la psicomotricidad fina y gruesa

Los niños con Síndrome de Down necesitan realizar actividades de psicomotricidad fina y gruesa para fortalecer los músculos de los dedos y de las manos y así poder realizar todo tipo de movimientos con éstas para aumentar su autonomía. A continuación os presentamos varios ejercicios que podéis utilizar:

3. ¿Cuál es su forma?

Procedimiento: esta actividad suele ser muy sencilla y ayuda a que los niños cojan los materiales adecuadamente y tengan que hacer fuerza con éste, justo lo que estamos buscando. Con un punzón, tienen que puntear el contorno de diferentes fichas de dibujos que previamente hemos preparado, da igual el tipo de dibujos que sean. Yo normalmente utilizo los típicos que vienen en los cuadernillos de colorear.
La idea es que tengan que seguir la línea del contorno del dibujo sin salirse y puntearlo según les vayas diciendo (dejando más distancia o menos entre punto y punto). Una vez que todos han punteado el contorno, tienen que decirnos qué forma tienen los objetos que aparecen o incluso si son animales o personas que ropa llevan puesta.
Materiales: Para realizar esta actividad, será necesario utilizar punzones, corcho y los dibujos que tienen que puntear.
Distribución: Es recomendable que para tener la clase controlada en esta actividad, coloques a los niños en una mesa grande de forma que puedas ir supervisando sus movimientos.
Consejos: Si es la primera vez que cogen un punzón, tendremos que explicarles cómo debe de cogerse y utilizarse con el fin de que no se hagan daño con la punta. Por otro lado, también tendremos que mostrárselo ya que en la mayoría de ocasiones explicarle el funcionamiento no es suficiente.
Al principio de la actividad, van a correr muchísimo punteando sin tener un orden de trabajo, por lo que es indispensable que le mostremos que tienen que ir poco a poco y comenzar por alguna parte del dibujo.

4. Cortamos filas para hacer bolitas

Procedimiento: Otra de las actividades que podemos realizar para mejorar la psicomotricidad de nuestros alumnos es cortar papeles de periódico de forma horizontal siguiendo unas líneas que previamente hemos pintando en ellos.
Esto les permitirá aprender cómo se cogen las tijeras y para qué se utilizan. Además, también podrán seguir las líneas que previamente les hemos marcado con un rotulador mejorando su atención y la coordinación.
Una vez que han recortado todos los papeles de periódico, tienen que ir tira por tira haciendo bolas de diferente tamaño. Esto les permitirá incorporar nuevos movimientos a sus dedos y muñecas así como desarrollar su motricidad fina correctamente.
Posteriormente, estas bolitas de papel se pueden utilizar para decorar dibujos y así realizar otra actividad para trabajar la psicomotricidad fina.
Materiales: papel de periódico, tijeras, rotulador y pegamento.
Consejos: Al igual que en el manejo del punzón, tenemos que explicarles la correcta utilización de las tijeras para que no se hagan daño. La buena distribución del espacio nos permitirá controlar los movimientos en todo momento.

5. ¿Cuántos objetos hay en la bolsa?

Procedimiento: Se dividirán a los niños en varios grupos. A continuación, se le repartirán bolsas con objetos de diferentes tamaños que tienen que ir sacando y colocando en una mesa mientras los van contando.
El grupo que termine antes de contar y sacar los objetos será el ganador, por lo que sus miembros podrán elegir uno de esos juguetes u objetos para jugar con él en el recreo.
Materiales: Los materiales necesarios para esta actividad pueden ser objetos de clase o juguetes. Lo importante es que sean de diferentes tamaños con el fin de trabajar la motricidad.
Consejos: Para vigilar el tiempo y que exista igualdad de condiciones, el profesorado deberá de acompañar esta actividad con canciones. Por otro lado, también sería recomendable que divida a los niños en grupos mixtos y con diferentes niveles cognitivos para que puedan ayudarse los unos a los otros durante la actividad.

6. Pasa la pelota por el aro

Procedimiento: Otra de las actividades que suelo realizar para trabajar la psicomotricidad gruesa es la de “pasa la pelota por el aro”. Los niños se tienen que colocar en dos filas y uno a uno tienen que ir cogiendo una de las pelotas que a priori se han colocado en la pared e ir encestándolas por su correspondiente aro (las pelotas van a tener el mismo color que el aro por el que hay que pasarlas).
De esta forma, también estamos trabajando de forma transversal los colores y la actividad se hace más divertida.
Materiales: aros y pelotas de diferente tamaño y color.
Consejos: El profesor tiene que ir cambiando de sitio las pelotas y los aros, asegurándose de que la posición que puedan tener no de pistas sobre qué pelota es la pareja de cada aro. Lo único a través de lo que se puede saber es por su color.

Actividades para reforzar el lenguaje

El lenguaje es una habilidad importante que tienen que desarrollar adecuadamente las personas con Síndrome de Down si quieren llegar a desarrollar su autonomía adecuadamente. Por ello, realizar actividades que impliquen la utilización del lenguaje es indispensable. A continuación, os mostramos dos actividades:

7. ¡Somos actores!

Procedimiento: Para trabajar el lenguaje, una de las actividades que se pueden realizar son pequeños teatros en los que cada alumno tenga un papel y digan pequeñas frases. Estas pequeñas historias tienen que ser de la vida diaria, para que les resulte más fácil de interpretar.
Algunos ejemplos pueden ser: Una pequeña charla con su amiga sobre su novio, la ropa que han comprado etc. Lo recomendable es que realicen esta actividad por parejas, ya que les cuesta menos hacerlo de esta forma. Sin embargo, si tus alumnos son capaces de hacer intervenciones en grupos también lo puedes hacer así.
Materiales: Para realizar esta actividad no van a ser necesarios materiales, tan solo el guión de la interpretación de cada niño.
Consejos: El profesor tiene que estar atento y resolver las dudas que vayan surgiendo. Al principio, puede que no sean capaces de respetar el orden de turno y que incluso pisen la intervención del compañero, ya que en algunas ocasiones pueden llegar a ser muy impulsivos. Por ello, con esta actividad serán capaces de aprender a comunicarse adecuadamente.

8. ¿Qué hicimos ayer?

Procedimiento: Otras de las actividades que suelo utilizar cuando quiero trabajar el área del lenguaje es la que vamos a explicar a continuación. Desde mi punto de vista, es una actividad que les suele gustar mucho y que además fomenta el compañerismo dentro de clase.
Los alumnos uno por uno, tienen que contar lo que hicieron después del colegio en el día anterior de forma detallada. De esta forma, tienen que pensar en lo que tienen que contar y estructurarlo de forma ordenada.
Material: Para realizar esta actividad no será necesario ningún material.
Consejos: El profesor tiene que escuchar de forma detenida lo que cuentan sus alumnos por si en algún momento, éstos no saben cómo continuar o como expresar alguna actividad.
En ocasiones, es recomendable que se den unas sencillas pautas de cómo se debe de contar a los compañeros las actividades que realizaron en el día anterior. Esto les permitirá tener una idea sobre cómo deben de hacerlo.

Actividades para desarrollar la autonomía

Para desarrollar la autonomía de las personas con Síndrome de Down podemos realizar diferentes juegos con los que pueden practicar entre ellos, la moneda. Por otro lado, también sería conveniente que les diéramos la oportunidad de ser responsables de algunas actividades que realizamos habitualmente tanto en casa como en la escuela.
A continuación os mostramos algunas actividades que pueden ayudarles a desarrollar su autonomía:

9. Vamos al mercado

Procedimiento: En el aula podemos simular muchas situaciones cotidianas que permitirán al niño mejorar su autonomía y saber cómo actuar en cada momento. Uno de los ejercicios que podemos realizar con este fin es simular que van a comprar comida al mercado.
Para ello, tenemos que dividir a los niños por parejas donde uno de ellos hará de vendedor y el otro de comprador. A continuación, tienen que actuar basándose en lo que ellos harían desde que entran por la puerta del supermercado o de la tienda hasta que van a comprar.
De esta forma, podemos ver exactamente como lo harían y cómo se dirigirían al vendedor y viceversa.
Materiales: Para realizar esta actividad será necesario algunos juguetes, éstos van a ser lo que verdaderamente nuestros alumnos van a comprar. En el caso de que simulemos la compra en una frutería, sería recomendable que los juguetes fueran frutas.
Consejos: El profesor deberá de mediar en todo momento la actividad, ya que al principio se dirigirán al frutero de cualquier forma y no respetarán las pautas de comunicación de forma real.
Por ello, previamente se le tendrán que explicar cómo deben de comunicarse de forma educada así como las posibles frases que tienen que decir en cada momento. Por ejemplo: al llegar a un sitio se dice buenos días, si quieres comprar algo antes tienes que preguntar ¿podría ponerme un kilo de plátanos? Etc.

10. ¿Cuánto vale?

El manejo del euro también es algo muy importante para desarrollar la autonomía de las personas con Síndrome de Down por ello, también tenemos que realizar ejercicios de este tipo.
Procedimiento: Una buena forma de que aprendan el uso de las monedas y billetes de euro, es presentarles problemas reales de la vida cotidiana cuanto más diario sean más fácil será para ellos interiorizar el manejo. Un claro ejemplo podría ser escribir en la pizarra un problema matemático como el siguiente:
Luisa quiere comprar un pantalón y una camisa. El pantalón cuesta 10 euros y la camisa 6. Si tiene 20 euros, ¿Puede comprárselos?, ¿Cuánto le sobra?, ¿Cuánto cuestan las dos cosas en total?.
Para que les sea más fácil realizar esta actividad, se les facilitará dinero con aspecto real en forma de billetes y monedas. Esto les suele ser muy útil ya que les cuesta imaginarse el valor de las monedas.
Materiales: monedas y billetes de euro que simulen al real, papel, lápiz y goma de borrar.
Consejos: Para poder realizar este ejercicio, tienen que tener unas nociones básicas del valor que tiene cada moneda. Por ello, puedes ir intercalando este ejercicio con explicaciones fáciles y breves comenzando por las monedas de menor valor hasta terminar por las que tienen más al igual que con los billetes.
Una vez que les has explicado los valores, puedes ayudar a que integren ese nuevo conocimiento realizando problemas como éstos y adaptando sus cantidades.
Y tú, ¿Qué otras actividades conoces para niños con Síndrome de Down?
       
 

Asociación nacional de terapia de juego ANTEJ





Por: Maestra Jéssica Bonilla, correponsal.

La asociación nacional de terapia de juego ANTEJ, cuenta con amplio reconocimiento de acuerdo a su búsqueda por promover el conocimiento y la práctica del juego a través del entrenamiento, la atención y la investigación de calidad, favoreciendo la salud emocional, tanto de niños, adolescentes, adultos y familias enteras.

En esta ocasión, participamos en el congreso internacional en su 10° edición, realizado en la ciudad de Cholula puebla del 25 al 27 de mayo. Como también su misión lo describe, están comprometidos no solo con lo niños y adolescentes, si no también con los padres de familia y esta vez, se vio reflejada en la asistencia, ya que no solo conto con educadores de todos los niveles y asignaturas, también asistieron doctores, terapeutas, psicólogos, padres de familia y estudiantes de diversas áreas; la mayor parte de personas venían del centro y del norte del país, CDMX, Hidalgo, valle de Bravo, Sonora, Monterrey, sin embargo hubo participación desde casi todos los estados, incluyendo a personas que llegaron dese los países hermanos de Argentina, Chile y Costa Rica.

Aunque hubo actividades desde el día jueves 24, la mayoría de asistentes nos inscribimos el día 25 desde muy temprano; para las 9:00am la emoción de sus participantes y de sus ponentes, se vio reflejada en la interacción demostrada en el evento de apertura, dándonos la bienvenida el Doctor Sonrisas y con él, iniciaba esta gran ola de conocimientos.

En términos generales, el evento estuvo muy bien organizado, desde la vista que le proporcionaba lo tranquilo del lugar, hasta el servicio que ofrecían siempre las personas del hotel, pues en todo momento se ofreció servicio ilimitado de café, agua, galletas y fruta para las conferencias y talleres de los turnos de la mañana y tarde, y para la fiesta de bienvenida, dieron bebidas de todo tipo, frituras y antojitos mexicanos, y en la cuestión técnica, aunque hubo ciertos detallitos con la luz, sonido y ventilación en algunos salones, las personas del staff, se mantuvieron siempre al pendiente de los ponentes.

Debido a su extensa participación, casi todos los espacios del hotel, fueron ocupados por los talleres, sin embargo, algunos lugares eran muy cerrados, obscuros o pequeños, lo que le hacia un poco incomodo, además para que un taller logre su objetivo, la asistencia debería de ser como máximo de 25 a 30 participantes, y esto no fue posible, ya que los grupos excedían las 50 personas, por lo que en diversas ocasiones, se volvía mas una ponencia que un taller; aun así, de los espacios a los que pudimos asistir, el taller que se me hizo mas completo fue el del Doctor Sonrisas, con la risoterapia, el día 25 antes de la clausura, contó con cerca de 200 participantes y aun así, él hizo lo posible por conectarnos a todos y que viviéramos la experiencia lo más armonioso posible.

Al final de cuentas, el congreso en su décima edición, cumple con su objetivo, demostrarles a sus asistentes, que siempre existirán alternativas, estrategias novedosas y otras no tanto, pero de las cuales se encargan de recordarnos, para poder trabajar con niños y adolescentes con diversas problemáticas, como en el caso de  los educadores, que no siempre adquirimos las herramientas profesionales para trabajar estos detalles y necesitamos la orientación externa, al asistir a estos congresos, tenemos la oportunidad de abrir nuestros horizontes para detectar cosas que no siempre están a la vista y sobre todo con la herramienta esencial que es el juego. Otro de los puntos importantes para rescatar, es que al tener un grupo heterogéneo, siempre debemos rescatar las fortalezas y habilidades con las que cada niño cuenta, en especial cuando hay algún detalle, ya sea desde problemas de lenguaje, necesidades educativas especiales, violencia y abuso infantil, entre otros, por ello al trabajar con música, canto, dibujo, pintura, el alumno puede tener una alternativa de expresar lo que le está pasando, además nosotros al estar a cargo de ese grupo, tenemos la función de no solo ser guías, si no de poder entender y apoyar si es necesario las situaciones que están fuera de nuestras manos y que muchas veces ocurren en el hogar.

Si en todos los casos hubiera más de un apersona que se preocupara, atendiera y apoyara a los chicos y chicas con problemas, muchos de los homicidios y suicidios que permean en nuestra actualidad, podrían evitarse, ya no es un tema que debe seguir como tabú, es una realidad que avergüenza como sociedad pero que también calla por las causas de la misma, los niños y adolescentes por lo regular callan pensando que tienen la culpa y eso es aun mas doloroso para ellos, por lo tanto, es nuestra función tener la expresión corporal correcta para brindar confianza, el lenguaje necesario para conectarse con nuestros alumnos, la sensibilidad para escuchar lo que no se puede hablar, la paciencia para trabajar con diversos casos, el tiempo que necesiten para logar cambios y dar el todo para brindar un espacio de confianza en el que puedan expresarse con todo lo bueno y lo malo que les pase fuera y dentro de el aula. Es necesario que los adultos sigamos aprendiendo a relacionarse con los niños, y congresos como este te brinda una oportunidad apara que logres la experiencia al regresar al aula.

ANEXOS























       
 

Dolors todolí, la pedagogía de Malaguzzi es posible

Dolors Todolí Bofí nació un 9 de Noviembre del año 1.957.
En estos momentos trabaja en la escuela “Gregori Mayans“ de Gandia, una cooperativa de enseñanza que está funcionado desde el año 1.984 y de la que es socia fundadora.Diplomada en Ciencias Sociales y Maestra especialista en E. Infantil, hace ya doce años que cuenta cuentos, después de clase, en las Bibliotecas de Gandía y de su Comarca “ La Safor” y en otros lugares de la Comunidad Valenciana. Inventa e ilustra cuentos y también imparte Cursos de Formación para el profesorado de E. Infantil en toda la Comunidad Valenciana, desde el año 1.994. 
Es miembro de la Asociación “Rosa Sensat” , Barcelona, y miembro del consejo de redacción de la revista “In-fàn-ci-a” desde el año 1.999.
Pocas personas saben transmitir de verdad la magia de los libros y a la vez ser capaz de trabajar con ellos desde cauces creativos e innovadores. Una de esas personas tan especiales es Dolors Todolí, maestra, ilustradora, escritora, creadora de ilusiones y marionetas que trabaja los textos, la luz, el color y la imagen con sus alumnos/as con una sensibilidad poco común y con unas propuestas de lo más interesantes.
Fundamentada en la pedagogía de Malaguzzi y sus escuelas de Emilia Reggio.
Aquí os dejo unas fotos que muestran cómo trabaja Dolors Todolí con los niños.













       
 
 
   
You Might Like