Dios es el Amor por excelencia. Dios es la entrega absoluta. Si hay alguien que sabe querer de verdad, ese es Dios. Por eso es infinitamente misericordioso y nos perdona siempre.Una persona decía con razón: -¡Es increíble que Dios cualquier pecado, ...
‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ 

Click here to read this mailing online.

Your email updates, powered by FeedBlitz

 
Here is a sample subscription for you. Click here to start your FREE subscription


"FORO DE MEDITACIONES" - 5 new articles

  1. LA PRINCESA PROMETIDA
  2. DIOS Y EL FÚTBOL
  3. KE KOU KE LE
  4. SORDERA
  5. LA PROPINA
  6. More Recent Articles

LA PRINCESA PROMETIDA

Dios es el Amor por excelencia. Dios es la entrega absoluta. Si hay alguien que sabe querer de verdad, ese es Dios. Por eso es infinitamente misericordioso y nos perdona siempre.Una persona decía con razón: -¡Es increíble que Dios cualquier pecado, por gordo que sea, te lo perdona en 26 segundos! (Tiene razón. Es lo que dura la absolución).Cuando el Señor manda que amemos, nos dice algo que Él ya
    

DIOS Y EL FÚTBOL

Esta meditación podría titularse "Dios y el fútbol": cada cosa en su sitio. Dice el Señor en el Evangelio (de la Misa: Mt 22, 15-21): «Dad al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios» .Además, si no se hace así, la cosa no funciona, porque ni el César es Dios, ni Dios es el César. Resumiendo mucho, podríamos decir que, cuando Jesús se refiere al César está hablando de las cosas
    

KE KOU KE LE

El Señor quiere que demos fruto. Para eso nos ha puesto en la mejor de las viñas.«Yo os he elegido del mundo, para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure» (Aleluya de la Misa de hoy: Jn 15, 16). La primera viña de Dios fue el pueblo de Israel (cfr. Primera lectura: Is 5, 1-7). «La viña del Señor, dice el Salmo responsorial, es la casa de Israel» (Sal 79). No ha habido una nación como ésta
    

SORDERA

Con frecuencia el pueblo elegido por Dios tenía debilidades, y el Señor le pedía que se convirtiera porque así salvaría su vida (cfr. Primera lectura de la Misa: Ez 1, 25-28).Los buenos israelitas le daban gracias al Señor porque siempre tenía misericordia de ellos y les enseñaba el camino correcto.«El Señor es bueno y es recto, decimos con el salmo, enseña el camino a los pecadores; hace caminar
    

LA PROPINA

Hace unos años leí un libro titulado «El español y los siete pecados capitales». Y decía que –en aquella época–, el pecado más común de los españoles era la envidia. Pienso que eso no será verdad, porque la envidia es muy mala. La envidia consiste en entristecerse por el bien que tienen los demás. Hace falta ser muy rastreros para no alegrarse de que los otros reciban cosas buenas. En el
    

More Recent Articles


You Might Like

Safely Unsubscribe ArchivesPreferencesContactSubscribePrivacy