Para aprender a querer Intereses Perdona nuestras ofensas... PARA APRENDER A QUERER Nosotros no somos capaces de vencer el mal que hay en nuestro corazón: nos encontramos con algo que nos supera. No conseguimos dominar el poder del mal con nuestras ...

Click here to read this mailing online.

Your email updates, powered by FeedBlitz

 
Here is a sample subscription for you. Click here to start your FREE subscription


"FORO DE MEDITACIONES" - 5 new articles

  1. MISTERIOSA CRUZ
  2. EL RETORNO DEL REY
  3. 9. EL SALTO
  4. 8. EL ÉXITO
  5. 7. EL ESCUDO ESTELAR
  6. More Recent Articles

MISTERIOSA CRUZ

Para aprender a querer Intereses Perdona nuestras ofensas... PARA APRENDER A QUERER Nosotros no somos capaces de vencer el mal que hay en nuestro corazón: nos encontramos con algo que nos supera. No conseguimos dominar el poder del mal con nuestras propias fuerzas. En esta tierra, el mal vive de mil formas. Podemos decir que está arriba y también en el último puesto. Ocupa la
    

EL RETORNO DEL REY

La semilla de Dios La yerba de Satán El retorno del Rey LA SEMILLA DE DIOS Satanás es un pobrecito que no sabe amar. Pero el caso es que el amor es una semilla de Dios y al ser el diablo una criatura, en su interior también tiene el amor, no puede ser de otra forma, él tiene amor pero amor propio. El amor se lo refiere a sí mismo.  Si nos dijeran cuál es la esencia del amor,
    

9. EL SALTO

¿Fracasos? ¿Por qué no actúa Dios? Abandono audaz ¿FRACASOS? Como es lógico, en nuestra propia vida espiritual deseamos que los resultados sean positivos, que todo salga lo mejor posible, que haya fruto. Pero los resultados no pueden hacernos olvidar que en primer lugar está la búsqueda de Dios, no nuestra realización personal. Si el éxito en la vida interior se viese como parte
    

8. EL ÉXITO

       Ocupar el sitio de Dios  Someter a Dios a un examen Confiar en Dios o en nosotros mismos OCUPAR EL SITIO DE DIOS El corazón humano en esta tierra tiene unas ganas enormes de triunfar. San Juan llama a este deseo concupiscencia de los ojos, como si el hombre quisiera deslumbrarse por los focos del éxito. Si le preguntas a las niñas, muchas te dirán que quieren ser
    

7. EL ESCUDO ESTELAR

Guardar el corazón No entrar en la atmósfera  Caridad, castidad, humildad GUARDAR EL CORAZÓN Precisamente la virtud de la castidad es la que nos lleva a custodiar nuestro corazón. No es solo cuestión de fuerza de voluntad, o de contenerse de realizar algo malo. Es cuestión de Amor (cfr. Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2331). La castidad sin Amor de Dios se convertiría en
    

More Recent Articles


You Might Like

Safely Unsubscribe ArchivesPreferencesContactSubscribePrivacy