Al estilo de san Francisco de Sales Muchos somos lo que nos preguntamos cómo podemos despertarnos y orar por las mañanas con gran eficacia, de tal modo que cada palabra que pronunciemos sea positiva en nuestro crecimiento interior. Lo siguiente, ...

Click here to read this mailing online.

Your email updates, powered by FeedBlitz

 
Here is a sample subscription for you. Click here to start your FREE subscription


"La columna del hermano José" - 5 new articles

  1. CÓMO ORAR POR LAS MAÑANAS PARA ATRAER UN GRAN DÍA
  2. 7 PRINCIPIOS QUE TE DEMUESTRAN QUE DIOS NO TE HA ABANDONADO
  3. SANACIÓN – LIMA-PERU – 13 ENERO 2017
  4. LOS ESPECIALISTAS LO ADMITEN: CON MÁS DE 40 AÑOS ES DIFÍCIL CONCEBIR IN VITRO CON ÓVULOS CONGELADOS
  5. EDUCAR EL CARÁCTER: LA RECETA PARA SALVAR UNA GENERACIÓN DE «NIÑOS MIMADOS» E «HIPERPROTEGIDOS»
  6. More Recent Articles

CÓMO ORAR POR LAS MAÑANAS PARA ATRAER UN GRAN DÍA


Al estilo de san Francisco de Sales

Muchos somos lo que nos preguntamos cómo podemos despertarnos y orar por las mañanas con gran eficacia, de tal modo que cada palabra que pronunciemos sea positiva en nuestro crecimiento interior.

Lo siguiente, es extraído del libro de san Francisco de Sales Introducción a la vida devota, y puede sernos de mucha ayuda cuando queremos tomar este hábito de la oración mañanera muy seriamente.

De las oraciones, la primera es la que se hace por la mañana, como una preparación general para todas las obras del día. Se hace así:
1. Agradecer y adorar
Da gracias y adora profundamente a Dios por el regalo que te ha hecho de haberte conservado durante la noche anterior; y, si has cometido algún pecado, le pides perdón.

2. Tomar conciencia del tiempo presente
Considera que el presente día se te ha dado para que, durante el mismo puedas ganar el día venidero de la eternidad, y haz el firme propósito de emplearlo con esta intención.

3. Mantenerse alerta para servir, y protegerse de la tentación
Prevé qué ocupaciones, qué tratos y ocasiones puedes encontrar, en este día, de servir a Dios, y qué tentaciones de ofenderle pueden sobrevenir, a causa de la ira, de la vanidad o de cualquier otro desorden; y, con una santa resolución, prepárate para emplear bien los recursos que se te ofrezcan de servir a Dios y de progresar en el camino de la devoción; y, al contrario, disponte bien para evitar, combatir o vencer lo que pueda presentarse contrario a tu salvación y a la gloria de Dios.

Y no basta hacer esta resolución, sino que es menester preparar la manera de ejecutarla. Por ejemplo, si preveo que tendré que tratar alguna cosa con una persona apasionada o irascible, no sólo propondré no dejarme llevar hasta el trance de ofenderla, sino que procuraré tener preparadas palabras de amabilidad para prevenirla, o procuraré que esté presente alguna otra persona, que pueda contenerla.

Si preveo que podré visitar un enfermo, dispondré la hora y los consuelos pertinentes que he de darle; y así de todas las demás cosas.

4. Refúgiate en los brazos de Dios
Hecho esto, humíllate delante de Dios y reconoce que, por ti mismo, no podrás hacer nada de lo que has resuelto, ya sea para evitar el mal, ya sea para practicar el bien.

Y, como si tuvieses el corazón en las manos, ofrécelo, con todas tus buenas resoluciones, a la divina Majestad y suplícale que lo tome bajo su protección y que lo robustezca, para que salga airoso en su servicio, con estas o semejantes palabras interiores:
Señor, he aquí este pobre y miserable corazón que, por tu bondad, ha concebido muchos y muy buenos deseos. Pero, ¡ay!, es demasiado débil e infeliz para realizar el bien que desea, si no le otorgas tu celestial bendición, la cual, con este fin, yo te pido, ¡oh Padre de bondad!, por los méritos de la pasión de tu Hijo, a cuyo honor consagro este día y el resto de mi vida“.

Invoca a Nuestra Señora, a tu Ángel de la Guarda y a los santos, para que te ayuden con su asistencia.

Mas estos actos, si es posible, se han de hacer breve y fervorosamente, antes de salir de la habitación, a fin de que, con este ejercicio, quede ya rociado con las bendiciones de Dios, todo cuanto hagas durante el día. Lo que te ruego es que jamás dejes este ejercicio.

Por Qriswell Quero

Artículo originalmente publicado por pildorasdefe.net
    

7 PRINCIPIOS QUE TE DEMUESTRAN QUE DIOS NO TE HA ABANDONADO


Muchas veces Dios espera que le pidamos lo que necesitamos y luego actúa.

Muchas personas sienten que el peso del trabajo, problemas familiares, económicos, legalidad, desempleo, etc., los ahogan y no encuentran salida por ninguna parte (incluso siendo cristianos practicantes); sienten que no pueden con todo esto y más cuando les vienen más de 2 o 3 problemas de esos juntos. Esto puede sucederle a cualquiera de nosotros en algún momento de nuestra vida.

Para los planes de Dios sobre cada uno de nosotros no existen respuestas teológicas concretas. No sé qué pueda querer Dios de usted, ni hasta dónde lo probará con el infortunio.

Sabemos ciertamente que la Escritura dice que las aguas nos llegan hasta el cuello pero no nos ahogan. No le voy a mentir diciendo que ya van a terminar sus sufrimientos. Eso hacen los horoscopistas que mienten a la gente y juegan con su sed de esperanza y su credulidad. Pero a pesar de mentirle no le solucionan nada.

7 principios claros que debemos tener claros:

1.      Todo sucede para el bien de los que Dios ama (Romanos 8,20). Aunque allí no se dice qué se incluye en ese “todo”: va desde los dones materiales de Dios, hasta la cruz y el martirio.
2.      Dios no permite que seamos probados más allá de nuestras fuerzas.
3.      Muchas veces las aguas nos llegan hasta el cuello, pero no nos ahogan.
4.      Muchas veces Dios espera que le pidamos lo que necesitamos, incluso con sacrificios, penitencias y votos generosos, y luego actúa. Porque quería suscitar en nosotros esos actos que nos han de santificar.
5.      La cruz está en el camino ordinario de toda persona llamada a la santidad. Y debemos aceptar con paciencia y resignación nuestras cruces; para eso podemos leer con fruto el Libro de Job.
6.      Esto no nos exime de poner de nuestra parte todos los medios materiales para encontrar una salida. Precisamente muchas veces la gracia que Dios nos da no es el encontrar la salida de nuestros problemas sino la gracia de intentarlo una vez más, lo cual también viene de Dios.
7.      En nuestra debilidad se manifiesta la fuerza de Dios, como dice san Pablo. A veces Dios espera a que estemos completamente abatidos y recién allí actúa, para que se vea que ha sido su mano la que nos salvó y no nuestras fuerzas.

Sé que no es sencillo, pero si es tu caso, nunca dejes de orar.

“Siempre y por cualquier motivo, den gracias a Dios, nuestro Padre, en nombre de nuestro Señor Jesucristo” (Efesios 5,20)

Por Miguel A. Fuentes, sacerdote del IVE


    

SANACIÓN – LIMA-PERU – 13 ENERO 2017


REUNIÓN DE SANACIÓN DE TODOS LOS VIERNES A LAS 8 PM (SOLO LOS VIERNES)
DIRECCIÓN:
NUESTRAS REUNIONES DE SANACIÓN DE LOS VIERNES A LAS 8 PM, SE LLEVAN A CABO EN JR. CHINCHAYSUYO NRO. 219 – SAN MIGUEL – A UNA CDRA. DE LA IGLESIA SAN MIGUEL ARCANGEL EN AV. PRECURSORES.
Si tienes alguna duda sobre cómo llegar: Llama a los siguientes teléfonos antes de la 8 p.m.

Claro: 9-9718-6681 – Claro 9-4114-8188  - Fijo 310-6460
Si deseas que te visite en tu casa, usa los mismos teléfonos. Puedes llamar también a la sub-coordinadora del grupo, Srta. Ana Ticona al celular 9-9704-4417 por detalles. Gracias por tu comprensión. Las visitas serán los días domingos.
Nota: No recibo mensajes de texto a mis celulares. Colaboración si te es posible: S/ 5.00 (Niños no colaboran)
Nota: En nuestra reunión de los viernes puedes adquirir:
-Libros sobre Exorcismo a 50 soles cada uno.
-La Cruz-medalla de San Benito Abad (en metal, con oración de liberación en latín y castellano) y el Escapulario de La Virgen del Carmen bendecidos a 50 soles – (dos en uno), de madera con metal 85 soles.
A LOS SEGUIDORES DE MI BLOG
Agradezco de corazón a los “seguidores” que se han formalizado en mi blog, y a los cientos de personas que entran diariamente. ¡Invita a tus contactos a conocer mi blog, así me ayudarás a llevar La Palabra de Dios!
PEDIDOS DE ORACIÓN A TRAVÉS DE ESTE BLOG O A MIS CORREOS PERSONALES (Ver Perfil)
Nota: Por favor, no traten de entrar por medio del Messenger. Pongan el nombre completo de la persona por la que deseen que oremos.
Si deseas ser seguidor: Bajo la imagen del Señor de la Misericordia encontrarás las indicaciones.

¡Qué Dios y su Santísima Madre los bendigan!
Grupo Católico de Oración por los Enfermos “Sí Señor”

José Miguel Pajares Clausen
    

LOS ESPECIALISTAS LO ADMITEN: CON MÁS DE 40 AÑOS ES DIFÍCIL CONCEBIR IN VITRO CON ÓVULOS CONGELADOS


Algunos de ellos denuncian incluso que se les dan «falsas esperanzas»

Jenny Hewett con su madre: un caso que saltó a los medios en Australia y refleja la frustración de muchas mujeres que congelan sus óvulos.

En el negocio de la fecundación in vitro, a veces se hace creer a las mujeres que pueden aplazar sine die la maternidad sin más que congelar sus óvulos, con la idea de manejar a capricho la propia vida e incluir en el "programa" el hijo deseado, convertido en objeto en propiedad, cuando y como se quiera. Algunos de estos especialistas son quienes denuncian esas "falsas esperanzas", como recoge Benedetta Frigerio en La Nuova Bussola Quotidiana:

Además de ser moralmente devastadora -y aunque sus probabilidades de éxito fueran del 100%-, la congelación de óvulos para la fecundación artificial es, de hecho, un verdadero fracaso. Lo dicen los propios líderes del negocio de las clínicas de fecundación de Gran Bretaña, que sugieren implícitamente que todo lo que se opone a la naturaleza, además de ser éticamente perjudicial para todo el género humano, lo es también desde el punto de vista biológico; recordando, por consiguiente, que ambas cosas van a la par.

Gillian Lockwood, médico y directora de Midland Fertility Services, ha declarado al Daily Mail: "Estoy decepcionado por mis colegas que congelan óvulos débiles de mujeres de cuarenta años, a quienes dan una sensación de seguridad totalmente falsa sobre el hecho de que tendrán una posibilidad real de concebir su propio hijo". "Their own baby", ha dicho la doctora al culpar a sus colegas, donde "own" indica una propiedad y una posesión, como ya nos tiene acostumbrados la fecundación a pensar en los hijos. En cualquier caso, prosigue Lockwood, sigue siendo un dato no discutido que "el índice de éxito en la congelación de óvulos de mujeres de más de cuarenta años es del 5%". 

También Adam Balen, director de la British Fertility Society, ha declarado que todo esto "significa ofrecer a las mujeres que han superados los cuarenta años una falsa esperanza". Pero el problema no concierne sólo a las mujeres que superan los 40 años, dado que desde 2001, sobre 3700 inglesas que han recurrido a la congelación para la fecundación, sólo 60 han dado a luz (aproximadamente el 1,6%). No es casualidad que uno de los pioneros de la FIV, Lord Winston, hablase el año pasado de un procedimiento muy sobrevalorado. Será que ante las ingentes ganancias los colegas de Lockwood no consiguen resistirse, pues según las últimas estimaciones de Technavio el mercado mundial de la fecundación in vitro crece a una tasa anual del 9% (con una estimación de veintiún mil millones de dólares en 2020), lo que implica que también la práctica del "egg freezing" podría convertirse en millonaria.

EL CASO DE JENNY HEWETT
De hecho, para conocer los costes de un ciclo basta leer la desgarradora historia (obviamente, presentada como un símbolo de altruismo) de Jenny Hewett, contada por su madre el pasado mes de diciembre en el portal australiano News.com.au. Hewett, soltera de treinta y tres años, congeló sus óvulos animada y financiada por su madre, que se gastó 30.000 dólares; al final, después de un procedimiento largo y doloroso, sólo se consiguieron dos ovocitos. "Al principio -explica la madre- esperábamos obtener un grupo de óvulos que pudieran ser congelados…, pero cuanto más pasaba el tiempo más claro teníamos que no sería así". Después la madre describe el cambio de su hija, que pasó de ser "sana, luminosa y positiva a no conseguir levantarse del sofá… Había distintos sentimientos unidos, dolor de cabeza y desconsuelo… y, al final, dolor. Pero creía que tú debías ser madre y lo intenté y estuve cerca de ti". Al final aclara el trauma de la congelación: "No es un procedimiento al que te sometes así 'vale, ahora va todo bien'; no, es algo que permanecerá dentro de ti para siempre".

Y, sin embargo, el sueño de tenerlo todo, también un hijo sin marido, pensando primero en la carrera y luego en fabricar el objeto que falta, está alimentado por la quimera tecnológica que consigue hacer concebir ilusiones gracias a su poder tranquilizador. De hecho, concluye la mujer, "las probabilidades de tener un hijo con óvulos congelados no son muy elevadas, pero la tecnología evoluciona continuamente. Y saber que los óvulos están allí significa que tú puedes proceder con tu vida y no tener continuamente este miedo en tu cabeza: que el tiempo está pasando y tus oportunidades desaparecen".

Por consiguiente, el problema no es sólo de los expertos y del mercado de la probeta, sino de todos los que prefieren endeudarse y someterse a humillaciones físicas y mentales con el fin de autoconvencerse -a pesar de la constatación evidente de que la tecnología no lo puede todo-, de que son los amos de la naturaleza y, sobre todo, de su propia vida. Para, al final, volver la vista atrás y descubrir que no era verdad, que una pizca de temor por el tiempo que pasa era una advertencia amiga, pero que ya es demasiado tarde. Y que un hijo, por muy instrumentalmente que hubiera sido concebido, en el fondo no es un objeto que se puede comprar como y cuando se quiera.

Traducción de Helena Faccia Serrano (diócesis de Alcalá de Henares).


    

EDUCAR EL CARÁCTER: LA RECETA PARA SALVAR UNA GENERACIÓN DE «NIÑOS MIMADOS» E «HIPERPROTEGIDOS»


Educadores y pedagogos abren el debate sobre cómo se está educando a los niños.

"Generación blandita" se conoce a los niños que están siendo hiperprotegidos por sus padres.
Proteger en exceso a los hijos, nunca decirles 'no' y complacerles en todo aquello que piden suele acabar creando pequeños "tiranos", niños exigentes, poco agradecidos y problemáticos. Este comportamiento se ha extendido y son muchos los padres que sin ser conscientes educan así a sus niños. Sin embargo, ante las nefastas consecuencias algo está empezando a cambiar. El diagnóstico está realizado y ahora hace falta un tratamiento.

En el diario El Mundo, expertos en educación proponen una educación del carácter frente que haga frente a la generación conocida como "niños blanditos" que acaban siendo totalmente dependientes. Estas son sus propuestas:

Suma escolar: padres que llevan la mochila al niño hasta la puerta del colegio + padres que piden que no se premie a los mejores de la clase porque los demás pueden traumatizarse + padres que le hacen los deberes a los niños que previamente han consultado en los grupos de WhatsApp = niños blanditos, hiperprotegidos y poco resolutivos.

NIÑOS QUE CUANDO SE CAEN ESPERAN A QUE LES LEVANTEN

Cuenta Eva Millet, la autora de Hiperpaternidad (Ed. Plataforma), que ya hay niños que, al caerse, no se levantan: esperan esa mano siempre atenta que tirará de ellos. En ciertos colegios han empezado a tomar nota. Y, en algunos países, el carácter ya forma parte del debate sobre la Educación.

Esto no es la nueva pedagogía. Gregorio Luri, filósofo y autor del libro Mejor Educados (Ed. Ariel), suele recordar que la educación del carácter es tan tradicional en ciertos colegios británicos como para que haya llegado a nuestros días una frase atribuida al Duque de Welington: “La batalla de Waterloo se empezó a ganar en los campos de deporte de Eton”. En los campos de Waterloo o en las canchas del mítico colegio inglés, cuna del establishment, ningún niño esperaba que le levantaran si podía solo.

En España, se habla de “educación en valores”, pero puede que no sea lo mismo. El carácter se entiende como echarle valor, coraje, actuar en consecuencia cuando se sabe lo que está bien o está mal, no limitarse a indignarse. Como dice Luri, “ahora mismo en España les fomentamos la náusea en lugar del apetito”. En su opinión, los niños de ahora saben cuándo se tienen que sentir mal ante determinadas conductas, pero educar el carácter es animarles a dar un paso, a ser ejemplo, a que sus valores pasen a la acción. Si están acosando a un niño, no callarse y protegerle. Decir no a la presión del grupo.

Los niños a los que se les consiente todo suelen ser irritables y malhumorados

LOS EJEMPLOS DE UNA PROFESORA DE INSTITUTO

El carácter ha vuelto cuando se ha sido consciente de que podríamos estar criando a una oleada de niños demasiado blanditos. Con padres que se presentan a las revisiones de exámenes de sus hijos, que abuchean a los árbitros en los partidos y que han hecho el vacío a niños que no invitaban a sus retoños a los cumpleaños. “Yo he tenido a un chaval de 19 años que se me ha echado a llorar porque le suspendí un examen”, cuenta Elvira Roca, profesora de instituto. “Le dije que no me diera el espectáculo. Vino su madre a verme y me dijo que había humillado a su hijo. Le tuve que decir que estaba siendo ella quien le humillaba a él”.

Nicky Morgan era ministra británica de Educación con David Cameron e hizo bandera de la educación del carácter. “Para mí, los rasgos del carácter son esas cualidades que nos engrandecen como personas: la resistencia, la habilidad para trabajar con otros, enseñar humildad mientras se disfruta del éxito y capacidad de recuperación en el fracaso”, decía en su cruzada por extender ese tipo de educación, muy vinculada al rugby. Suena familiar. Suena a Si, el poema de Rudyard Kipling y su verso sobre la victoria y el fracaso, esos dos impostores a los que hay que tratar de igual forma, que figura en la entrada de la cancha principal de Wimbledon.

SOCIEDAD MÁS CÓMODA, BLANDA Y MENOS ESFORZADA

Alfonso Aguiló escribió Educar el carácter (Ed. Palabra) hace 25 años. No ha parado de reeditarse y traducirse desde entonces: “Tener buen carácter no significa estar todos cortados por el mismo patrón. Pero estoy seguro que casi todos nos pondríamos de acuerdo en que ser honrado, trabajador, generoso, justo, leal, empático, valiente, austero, recio y organizado son buenas cualidades”. ¿Cómo se educa el carácter? No desde la teoría, desde luego. “La educación en valores es algo abstracto. Las virtudes son los valores integrados en la persona”, explica.

Este veterano profesor confirma que tenemos ahora a generaciones de niños blanditos y no se escandaliza: “Son ciclos normales del desarrollo de una sociedad. Cuando una familia quiere que sus hijos no pasen las dificultades por las que sí pasaron ellos la sociedad se vuelve más cómoda, blanda, menos esforzada. Pasa también con los países”. Según Aguiló, la educación del carácter no tiene que ver con el dinero y sí con el capital cultural de las familias, con el modo de transmitir cómo afrontar la vida: “He conocido a madres que limpiaban escaleras para que sus hijos llevaran unas zapatillas de marca y a gente de dinero que también los mimaba mucho”.

La cadena de colegios KIPP ha apostado por educar el carácter y su éxito es total allá donde se instalan
EL EJEMPLO DE LOS COLEGIOS KIPP
En EEUU, la cadena de colegios KIPP, con tasas de éxito académico inéditas en las zonas donde se instalan, insisten en la educación del carácter como indispensable: “Trabaja duro. Sé amable”, han resumido en los carteles enormes que decoran sus centros. En ese país, Angela Duckworth se ha convertido en la gurú del estudio de la personalidad. Tiene un laboratorio donde analiza qué rasgos hacen que los niños tengan éxito de mayores. Está tan ocupada que no da entrevistas, dice su equipo.

Siempre cuenta que, pese a las buenas notas, su padre le decía que no se creyera especial. “La tendencia a mantener el interés y el esfuerzo para conseguir metas a largo plazo”, la fuerza de voluntad, es el rasgo que, según Grit, su reciente best seller sobre el poder de la perseverancia, define a las personas con éxito. Ha trabajado en barrios marginales y ha estado en West Point, la academia militar de EEUU, analizando cómo eran los 1.200 cadetes que pasaban las durísimas pruebas iniciales. Niños a los que no levantaron del suelo cuando podían ellos solos.


    

More Recent Articles


You Might Like

Click here to safely unsubscribe from "La columna del hermano José."
Click here to view mailing archives, here to change your preferences, or here to subscribePrivacy