Cada 27 de septiembre la Iglesia Católica celebra a San Vicente de Paúl, sacerdote francés, pionero de las obras sociales católicas de los tiempos modernos y, fundamentalmente, un ejemplo de caridad inagotable. Profesó una devoción muy grande a la ...
‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ 

Click here to read this mailing online.

Your email updates, powered by FeedBlitz

 
Here is a sample subscription for you. Click here to start your FREE subscription


"La columna del hermano José" - 5 new articles

  1. HOY SE CELEBRA A SAN VICENTE DE PAUL, PATRONO DE LAS OBRAS DE CARIDAD
  2. LOS MASONES
  3. LA DECISIÓN ANTE LA CUAL NO ME RESISTO, SINO QUE ME DEJO LLEVAR
  4. «LA TEORÍA CRÍTICA DE LA RAZA DEBE SER RECHAZADA POR LOS CATÓLICOS POR RAZONES ANÁLOGAS AL MARXISMO»
  5. MÁS DE 400 MIL DEVOTOS CELEBRARON A LA VIRGEN DEL ROSARIO EN ARGENTINA
  6. More Recent Articles

HOY SE CELEBRA A SAN VICENTE DE PAUL, PATRONO DE LAS OBRAS DE CARIDAD

Cada 27 de septiembre la Iglesia Católica celebra a San Vicente de Paúl, sacerdote francés, pionero de las obras sociales católicas de los tiempos modernos y, fundamentalmente, un ejemplo de caridad inagotable.

Profesó una devoción muy grande a la Virgen María, a quien consideraba inspiración y protectora de su obra: “Si se invoca a la Madre de Dios y se la toma como Patrona en las cosas importantes, no puede ocurrir sino que todo vaya bien y redunde en gloria del buen Jesús, su Hijo” (San Vicente de Paúl)

San Vicente de Paúl es el patrono de las obras de caridad. Entre otras cosas fue el fundador de la Congregación de la Misión, llamados vicentinos, y de las Hijas de la Caridad, más conocidas como vicentinas. Sin duda, este santo fue una de las figuras más representativas del catolicismo francés del siglo XVII.

PRIMEROS AÑOS

Vicente de Paúl de Moras nació en Francia en 1581, en el seno de una familia de campesinos. Dos localidades se disputan aún hoy el lugar de su nacimiento: la aldea de Pouy, que, desde el siglo XIX, se llama Saint-Vincent-de-Paul en su honor; y Tamarite de Litera, donde nacieron sus padres.

De adolescente fue enviado al colegio de los franciscanos en la próspera ciudad de Dax, donde se entregó de lleno a los estudios. Allí también, años después, recibiría la tonsura y las órdenes menores, para luego ingresar a la universidad de Toulouse, donde estudiaría teología.

Su padre, antes de fallecer, destinó que sus bienes sirvieran para pagar el resto de su educación, aunque, al final, el joven Vicente tomó la decisión de renunciar a la herencia y vérselas por sí mismo, así que empezó a trabajar como profesor en un colegio.

PRECOZ SACERDOCIO

Fue ordenado sacerdote en 1600, con tan solo diecinueve años, e inmediatamente el obispo, dada la madurez del novel sacerdote, quiso encargarle una parroquia que, sin embargo, no llegaría a asumir por su corta edad -el código de derecho canónico le impedía asumir tal responsabilidad-.

El P. Vicente de Paúl renunció a cualquier posible cargo y prefirió continuar sus estudios. Para lograrlo, sabía que necesitaba dinero y que estaba completamente desprovisto de fortuna. Fue entonces que recibió una sorprendente noticia: una dama muy anciana de Toulouse le había dejado una herencia. Para cobrarla, Vicente debía ir rumbo a Marsella. Lamentablemente, cuando se embarcó de regreso, el barco en el que viajaba fue atacado por un grupo de piratas turcos y Vicente fue hecho prisionero.

Varios de sus biógrafos dan cuenta de que fue vendido como esclavo y que estuvo al servicio primero de un pescador, luego de un médico y finalmente de un cristiano apóstata, exfraile franciscano. A este último, Vicente logró devolverlo a la fe cristiana -aquel hombre había adoptado el Islam- y con su ayuda pudo regresar a París.

"DE BUENA GANA GASTARÉ LO QUE TENGO…" (2 COR 12, 15)

Después de retomar el ejercicio sacerdotal, Vicente fue nombrado párroco, pero tuvo que pasar por abundantes penurias económicas.

Providencialmente, a través de un amigo suyo, consiguió un empleo como preceptor de los hijos de una ilustre familia lugareña. Es en estas circunstancias de necesidad como Vicente empieza a decantar con más profundidad el Evangelio y las exigencias propias de la vida cristiana: trabajando para quienes ostentaban riqueza aquilató el drama de la pobreza.

El P. Vicente se propuso pagar con amor todo el amor recibido de Dios, y quiso hacerlo de manera especial con los más necesitados.

De esta manera, dio un giro a su labor pastoral y empezó a atender moribundos, abandonados y enfermos. Las visitas a lugares remotos se hicieron cada vez más frecuentes. El santo iba con el propósito de atender a quien lo requería, sabía muy bien que Dios en su ternura no podía olvidarse del más necesitado.

"...Y HASTA ME ENTREGARÉ ENTERO POR TODOS USTEDES" (2 COR 12, 15)

Su experiencia de vida al servicio del Señor le infundió en el corazón el deseo de organizar una congregación que se ocupase de administrar principalmente obras de caridad. Así, Vicente fundó la Congregación de la Misión.

Ser misionero para él era algo que solo podía sostenerse en la oración dedicada y constante. Su tiempo como preceptor y la buena formación teológica que recibió lo inspiraron para que los miembros de la nueva congregación se dediquen también a la formación del clero. Después, junto a Santa Luisa de Marillac, fundaría la Compañía de las Hijas de la Caridad.

Para San Vicente, además de la oración, era importantísimo el cultivo de la humildad. Esta debería ser la primera virtud y cualidad de los sacerdotes misioneros.

PROMOTOR DE TODA SANTIDAD

San Vicente conoció a San Francisco de Sales, obispo, quien le encargó la capellanía de las visitandinas (Orden de la Visitación) de París, y la dirección espiritual de Santa Juana de Chantal. Asimismo, se desempeñó como consejero de autoridades y gobernantes.

Vicente fue un verdadero amigo de los desposeídos y un celoso apóstol de su tiempo. Partió a la Casa del Padre el 27 de septiembre de 1660.

...

Si quieres saber más sobre San Vicente de Paul, te recomendamos este artículo de la Enciclopedia Católica: https://ec.aciprensa.com/wiki/Vicente_de_Paul_San.

Redacción ACI Prensa

   

LOS MASONES

Los Masones ¿Se relacionan con los Templarios?,¿sociedad secreta, esotérica? ¿revolucionarios? ¿ateos manipuladores?

Por: Vicente Oltra | Fuente: Ecología Social

El trabajo de Cesar Vidal en su nuevo libro, es esencialmente un trabajo de historia, riguroso, pero diferente al que en su día hiciera Ricardo de la Cierva en su libro la Masonería Invisible, a mi parecer es complementario en el conocimiento. Por su extensión, necesariamente corta, no se profundiza con excesivo detalle en todos los puntos, pero si sigue un orden riguroso derivado del índice que se ha propuesto el autor. Los tres últimos capítulos son referidos a nuestra España y resultan muy interesantes para todos nosotros.

ENTRANDO YA EN MATERIA NOS PREGUNTAMOS:

Los Masones ¿Se relacionan con los Templarios?, pues parece que sí, y también que se dio el nombre de templarias a varias órdenes masónicas, como la Orden de Caballeros Templarios incardinada dentro de la Gran Logia de Inglaterra u otras órdenes templariomasónicas en Escocia, Irlanda y EE.UU.. No nos puede extrañar el enfrentamiento ancestral con la Santa Sede, en la medida en que la masonería –como algunos templarios también- se presentaban y se presentan siempre como enemigos declarados de la Iglesia.

Ateos militantes, son en su discurso filosófico: definitivo materialista, pues defienden un mundo materialista y egocéntrico, nihilista, como narciso mirándose en el espejo y ahogándose en su propia visión y en el que Dios no cabe, sino como el denominado Gran Arquitecto, cosa que no pasa de de ser eso, “una cosa” más, que ayuda a entender que ellos son sus propios dioses, y que no tienen más obediencia, que la diabólica. La relación de algunos caballeros templarios con maestros albañiles escoceses del siglo XIV resulta innegable. Que además formaran parte de la cadena de transmisión de los secretos masónicos o que dieran lugar a obediencias masónicas, resulta ya un terreno menos firme y poco confirmado.

En las Constituciones de Anderson se afirma tajantemente, que en el pasado, los masones tenían el deber de adaptarse a la mayoría y que desde 1723, al menos se esperaba que consideraran su vínculo con los otros hermanos de la logia, por encima de cualquier otra consideración, incluso familiar o religiosa. “Un masón, dicen las constituciones, es un sujeto pacífico sujeto a los poderes civiles” y” nunca se va a implicar en conjuras o conspiraciones contra la paz y el bienestar de la nación”.

Sin embargo al mismo tiempo se indica que en caso de que un masón cometa un crimen, los otros miembros de la masonería “no pueden expulsarle de la logia, y su relación con ella permanecerá inalterable”.

Todas estas circunstancias, convierten en inverosímil la raíz de la tesis –tantas veces comentada de forma aparentemente inocente-, de que la masonería es como un club filantrópico cuya pertenencia no interfiere en nada el pensamiento de sus miembros. La masonería busca una “religión universal” la New Age (Nueva Era), un gobierno único, un nuevo orden mundial, etc., debe evitarse la discusión en la logia, de asuntos referidos a la religión, la política estatal, la nación, la lengua y cuantos asuntos espinosos -al ser discutidos-, vayan en contra del “bien de la logia”.

Sociedad secreta, esotérica, por encima de cualquier otro vínculo humano, incluidos los familiares y nacionales, así quedaba definida la masonería en las Constituciones de Anderson y así será a partir de aquella fecha 1.723, en los siglos venideros.

La masonería tuvo más éxito en la medida en que se entroncó con los personajes de su época, nobleza, reyes, magistrados, etc., trató de integrar a las elites de cada lugar, sin embargo esos deseos no pasaban de ser, solo eso, buenos deseos, pues a decir verdad en el curso del Siglo XVIII la masonería tuvo una capacidad especial para acoger bajo sus alas, a toda una caterva de estafadores, libertinos y vividores, a los que no solo no expulsó de su seno, sino que no pocas veces, incluso ayudó a huir de la justicia. Tampoco fue excepcional, que se convirtieran hechos delictivos, o estafas perpetradas por estos hermanos de la logia, en normales e incorporadas al ideario de la misma masonería como sí, en lugar de haber surgido de una mente calenturienta entregada al fraude, poseyeran el marchamo de una autenticidad honorable.

El autor estudia detenidamente a los masones y nos habla de, Casanova que no solo fue el Don Juan italiano sino también un masón acreditado, a quien su hermano masón el rey Federico de Prusia apoyó en no pocas ocasiones, su iniciación dejaba sentado que para ser iniciado no se pedía para nada “ser un varón de buenas costumbres” y también de Cagliostro fundador de logias, creador de obediencias, como dos tipos diferentes de típicos delincuentes y estafadores. Delincuentes comunes, que se contemplaban, y contemplan hoy, no sin cierto aire de complicidad y con aire divertido.

Los masones participaron, incitaron y ayudaron, en y a la Revolución Francesa de 1.789. Uno de los primeros episodios relacionados con la participación –incluso inspiración y dirección- de la masonería en movimientos subversivos es el de los Illuminati.

También participaron en la Revolución Americana pero con un peso menor al que tuvieron en la francesa de 1.789 y en la española de 1.931-36 en los que el peso de la masonería fue extraordinario, esta no se hubiera desarrollado a no ser por la decisiva participación de la masonería véase así los capítulos V y VI del libro por ser muy difícil de sintetizar por expresivo. La logia de las Nueve Hermanas, Siéyes con su libro ¿El Tercer Estado? Era dinamita subversiva total. Robespierre. Marat, Dantón, Mirabeau todos ellos masones y personajes tétricos ¿podemos llamarles asesinos sin temor a equivocarnos?, del Terror francés de la Revolución.

La Revolución francesa dejó de manifiesto el papel nada despreciable de la masonería como elemento de erosión de cualquier poder constituido, por ir a su asalto de todas las formas posibles, legales o ilegales.

Napoleón Bonaparte utilizó políticamente y controló desde el primer momento, a toda la masonería:

1. En su favor la que estaba dentro de los países invadidos y la de su país para que le ayudaran a controlar todo lo que fuera en su favor. y

2. También en su favor los países de ultramar, desde donde podía minar la confianza en si mismos de los gobernantes y ciudadanos de la metrópoli, en el caso de los españoles e Iberoamérica. Inicio los movimientos separatistas alentando a los hispanos a luchar por su emancipación de la metrópoli. Los masones siempre han ido contra España de forma habitual y en su propio favor e interés. También contra otros países pero eso nos interesa menos.

No podemos decir que Bonaparte fuera un defensor de la libertad, pero sí era consciente de la utilidad de la masonería. Le permitía –como señaló en su memorial de Santa Elena-, contar con un ejército que luchaba “contra el Papa”, sujetaba con vigor a las fuerzas armadas y a la policía en sus manos, y de manera muy especial, le proporcionaba un instrumento flexible y aparentemente gratuito –aunque carísimocomo instrumento de captación y propaganda favorable al dominio francés en Europa.

La francmasonería, siempre ha sido así, con la ayuda de los afrancesados de los otros países colaboracionistas de la banda de los “hijos de la viuda”, los primeros masones en España se inician en Francia (afrancesados), los franceses a pesar de todo, invadieron el territorio español so pretexto de invadir y conquistar Portugal de cuya ayuda íbamos a recibir compensaciones, y solo recibimos engaños, oprobio y matanzas, nos situaron al hermano de Napoleón -el despreciable Pepe Botella como reyezuelo de trapo impuesto, y nunca aceptado por el pueblo-, en el trono español. Los franceses hablaban de que bajo sus águilas se cobijaban el progreso y la libertad, pero lo que los españoles veíamos eran:

a. iglesias profanadas destrozadas y quemadas;

b. saqueaban, despreciaban, hogares y propiedades privadas.

c. mataban y asesinaban a todos los que ofrecían la más mínima resistencia

d. y el resultado final fue el de que un pueblo como el español no tolera el dominio exterior, por ello fueron expulsados con ignominia y derrota del territorio español.

Son por tanto, los franchutes o franceses -por guardar un mínimo respeto del que no fueron merecedores en ningún momento los del ejército invasor-, los que iniciaron la masonería en España ¡vaya invento!, el de los gabachos francmasones, vaya semilla dejaron en el suelo español.

La masonería, podía entonces presentarse como un canal de libertad al que significativamente se unieron no pocos españoles de pro y eclesiásticos, a pesar de seguir vigentes, entonces como hoy, las condenas de siempre y es, que la mentira es diabólica y engaña solo a los que se quieren dejar engañar, como siempre: la masonería está condenada.

Napoleón fue derrotado por un veterano masón -que perdió voluntariamente esa condición pues no quería ser manipulado-, inglés, el duque de Wellington en la batalla de Waterloo y recluido de nuevo en la Isla de Santa Elena. En 1.851 Wellington debía sentir una verdadera repulsión hacía la masonería. Como dice Vidal, quizá no resulte tan extraño si se tiene en cuenta que en algo más de tres décadas, la sociedad secreta había estado implicada de manera activa en prácticamente cada uno de los movimientos subversivos que habían sembrado de violencia, sangre y lágrimas a Europa y América.

LA MASONERÍA Y LAS REVOLUCIONES

La masonería estuvo involucrada en todas las revoluciones desde 1.700 a nuestros días, pasando como veremos por la española de 1.931 a 36-39 capítulos XVII a XX. Siempre han creído en la libertad, pero en la que el Poder estuviera en manos de unos pocos, por lo que siempre han conspirado para lograr ese objetivo en todas partes y momentos de la historia.

Estuvieron cerca de y con Luis XVIII y a su muerte, estuvieron con su sucesor Carlos X su hermano el Conde de Artois y masón declarado, este último comprobó cómo los masones le minaban su legal autoridad, pues en las jornadas de 25 a 27 de julio de 1.830 grupos de jóvenes pertenecientes a la masonería provocaron un estallido de la violencia, derivado de esa violencia tuvo que huir Carlos X y la Gran Logia no dudo en aclamar a los masones que habían participado en las jornadas revolucionarias de julio como héroes de la libertad. Nuevamente la delincuencia convertida en virtud por la logia, como siempre.

“Los héroes de la libertad” nuevamente instalados en el Terror, no tenían intención de proclamar la república como cabría esperar, ni hicieron ningún esfuerzo democratizador. Por el contrario, solo creían en un régimen establecido por ellos en el que sí existiera esa cierta libertad, pero como hemos dicho, con el Poder en sus manos – en manos de unos pocos de su élite-, o sea de una “camarilla” selecta, o sea “más de lo mismo”. Era una sociedad en la que encajaba la “cosmovisión masónica” y no resulta nada extraño que para reinar sobre ella se llamara a otro masón confeso: Luis Felipe de Orleáns hijo del masón Felipe Igualdad-Duque de Orleans, que era hermano de Luis XVI a quién denunció, ordeno asesinar, murió guillotinado en su presencia y la de la plebe, y a quién sucedió en el trono tras un comportamiento indigno no solo de un hermano del Rey de Francia, sino como uno de los más puercos e indignos de los personajes de la historia, además de masón.

En ese tiempo la masonería estuvo dentro del movimiento Jacobino, como cuasifundadora. A la masonería, como ya hemos leído, se le adjudicó en pleno Terror la puesta en marcha y control de la Revolución francesa, en el libro de Le Franc “El secreto de la Revolución revelado con la ayuda de la francmasonería” en el que achacaba todo el mérito a la masonería francesa, y en un libro del abad Barruel “Memorias dedicadas a la Historia del Jacobinismo” hubo muchos otros autores, libros y conocimientos transmitidos en ese mismo sentido.

La masonería es una organización que manipula hasta lograr instalar su propia cosmovisión. Cosa que no solo en 1789, sino también en 2005 están aún muy lejos de lograr, tal es el miedo al terror que les tenemos todos los ciudadanos del mundo, especialmente los pobres y los bienaventurados de espíritu a los que, si logran sus planes de un Nuevo Orden Mundial, con ejercito y policía única, Tribunal Penal Internacional, ONU etc. dirigido por ellos -ya que si no, no jugarán-, no les dejarán dar ni una patadita al balón, pues la “camarilla” que llegaría a gobernar el Mundo serían de cuidado, logia y mandil revolucionario hasta llegar ellos. Dictadura después o a partir de instalarse cuidadosamente en el Poder con todas las riquezas en sus manos, dueños de vidas y haciendas, delincuentes.

Los masones son racistas, por lo menos lo fueron aunque supongo que no todos, pero el Ku Kux Klan es una de sus gloriosas fundaciones, nacida en el sur de los EE.UU. lo mismo que los mormones y otras sectas. Fueron los masones los que trataron y lograron descomponer-destruir el Imperio español por pura envidia; construyeron todas las Leyendas Negras contra España, sus Reyes y la Iglesia Católica al amparo del secretismo y de la mentira, que es la forma más sutil y vil a la que han estado ligados siempre, ¿no es el diablo, el mismo Padre de la Mentira?

También, aunque más lejos, los generales San Martín y Simón Bolívar fueron masones, pero muy activo en eso San Martín (existen textos suyos de encendido anticlericalismo) en contra de la imagen católica que nos ha llegado. No obstante Bolívar –se separó claramente de los masones- y publicó un decreto prohibiendo las sociedades secretas pues el sueño del Poder en manos de los masones se estaba convirtiendo para Simón Bolívar en una inmanejable pesadilla.

En España el escritor historiador Benito Pérez Galdós tiene una amplia obra en sus “Episodios Nacionales” y sobre todo en su libro “El Gran Oriente” que deja claramente dibujada cual era la situación real de estos personajillos del tres al cuarto, tahúres, ventajistas y busca bullas: ¿”organizaciones filosóficas”las llaman ahora en 2005 en el artículo I.52, 2 de la pretendida Constitución europea redactada por Giscard D´Estaígne grado 33 de la masonería?

El siglo XIX fue de crecimiento para la masonería y de conexión con el ocultismo y la trampa, por eso su relación con Joseph Smith el fundador del movimiento mormón es estrecho con la masonería y fue iniciado en sus secretos masónicos. No resulta extraño que el señor Joseph Smith enseñara a sus adeptos que practicaran el robo, el saqueo y el asesinato de aquellos que se les enfrentaban, esta conducta anticristiana, tiene paralelos con procesos impulsados directamente por la masonería, y era etiquetada con el nombre eufemístico de “despojar a los gentiles”. Como ha reconocido el mormón Leland Gentry, pues se consideraba que “había llegado el tiempo en el que las riquezas de los gentiles debían ser consagradas a los santos”, se trata de una impostura enorme y pecaminosa en su origen y esencia, que deriva como todo esto, del mismísimo diablo Satanás padre de la impostura y de la Mentira, dominador del lado oscuro. El 24 de junio de 1.847 la primera caravana de mormones llegó a Salt Lake City y más del 70% de los que llegaban en alguna de aquellas caravanas eran masones, pronto tendrían la propiedad de todo el territorio, entre ellos, toda la jerarquía de la secta. Los rituales del templo mormón de Salt Lake fueron tomados de los libros masónicos.

El Adventismo creado por William Miller o el fin del mundo está cerca y la Iglesia de la Ciencia cristiana sincrética por Mary Baker Eddy fueron otras tantas sectas que han llegado también a nuestros días y cuya creación es reveladora de las estafas del pensamiento pretendidamente religioso de esta gente que tanto daño ha hecho al mundo trascendente. Los mismos Testigos de Jehová fueron creados por Charles Taze Russell masón y presbiteriano.

Por cierto que negar la existencia del diablo es propiamente diabólico, pues es de lo que más gusta el mismo demonio Satanás: que los demás –sus discípulos-, le oculten y le permitan pasar desapercibido. Esta es una pretensión masónica desde los tiempos más antiguos. Algunos autores también cristianos han caído en esa tentación diabólica. Pues bien Bafomet es el mismo diablo y es citado en muchos lugares básicamente masones, y de nuevo se trata de un hecho incómodo para no pocos masones de la actualidad, pero que ha sido reconocido por otros, de manera abierta.

Habrá que leer los Protocolos de los hijos de Sión que el mismo Vidal considera, todo hay que decirlo, no válidos. Pero si leemos por lo menos sus páginas (de este libro que comentamos) 208 a 215 conoceremos mejor la opinión de su autor sobre este asunto, que mezcla lo masón con lo sionista, una mezcla no ajena a la realidad final. Cuando decimos sionistas, no queremos decir judíos creyentes en un solo Dios, Yahvé, sino materialistas incrédulos, ateos militantes, similares a los masones, a los que Dios no les importa, ni poco ni mucho, ni un pimiento, pero tratan de manipular los sentimientos de las personas desde siempre, aludiendo vergonzosa y vilmente al mismo Dios, toda una bajeza de los diosecillos -del diablo Satanás-, masónicos-sionistas.

EN EL SIGLO XX GANA CLARAMENTE TERRENO LA MASONERÍA

La restauración de la monarquía en la persona de Alfonso XII hijo de Isabel II la regenta, no mermó en absoluto el poder de los masones. Baste decir que el 7 de abril de 1876 fue proclamado Gran Oriente de España don Práxedes Mateo Sagasta jefe del partido liberal y del Gobierno de España de entonces en alternancia permanente con el otro pilar de la restauración, Cánovas del Castillo. El político Sagasta estrechó lazos de unión con gran número de potencias masónicas del extranjero. El 10 de Mayo de 1.881 le sustituye en el cargo de la Gran Logia Antonio Romero Ortiz ministro de gracia y justicia del tiempo y a su muerte le sucedería el también importante político masón Manuel Becerra. De acuerdo con su propia estadística (del Gran Oriente Nacional de 1.882) estaban activos 14.358 masones, de ellos 130 eran senadores, diputados, títulos generales y altos funcionarios del Estado; 1.033 eran magistrados, jueces, fiscales y abogados y 1.094 oficiales superiores y militares de todas clases.

A pesar del relativo poco número en España, el poder de los masones fue muy importante incluso decisivo en muchas materias, como en el poder ejecutivo, legislativo y judicial y también en las fuerzas armadas, en todas esas instituciones se cometieron felonías a impulsos de la masonería que podemos conocer hoy. Su papel, como ya hemos repetido fue y es, el de instalar una situación anárquica social para salvar a la misma sociedad, a petición propia, de una situación insostenible, pero solo por la misma masonería y su célula y/o grupúsculo de poder designado a priori. Como sabemos les gusta mucho la modificación del Código Penal como larga marcha hacía esa anarquía total.

Sabemos que varios masones estuvieron implicados en el atentado (intento de magnicidio) contra el mismo rey Alfonso XIII durante la celebración de su boda y precisamente en el recorrido del cortejo de la misma. Otro masón y anarquista llamado Nakens, participa en el asesinato de Cánovas del Castillo en 1.897, siendo el cerebro del mismo asesinato Francisco Ferrer masón y anarquista, la masonería al igual que en otros casos, acudió en defensa del hermano Ferrer, que tenía que comparecer ante los tribunales, cuya vista se celebró en junio de 1.907 en el que, el republicano Gumersindo de Azcárate se había negado a defender a Ferrer por considerarlo manifiestamente culpable, pero aun así, el acusado tuvo el apoyo de la masonería y consiguió la absolución gracias a la presión de las logias en su favor. Ese mismo tipo de acción se uso con Nakens que, también “hijo de la viuda”, fue indultado al cabo de unos años. No sería la primera vez que los masones respaldaban acciones terroristas y tampoco sería la última. De hecho no mucho tiempo después un tal Lluis Companys, masón, republicano, catalanista, y persona con pocos escrúpulos, del que ahora en 2005 hemos oído hablar, se haría un nombre defendiendo ante los tribunales a pistoleros y asesinos.

El resultado de todas estas actuaciones fue un proceso de deterioro social, con funestas consecuencias para el sistema parlamentario español.

Se creó una innegable sensación de impunidad por parte de la masonería y, sobre todo, una corriente de simpatía, -que hoy denominaríamos progresista y yo añado, del muladar, pues eso no es Progreso sino decadencia-, hacía los que intentaban imponer la utopía recurriendo a la daga, la pistola y la bomba, o como dijera un político de aquellos tiempos, “la dialéctica de los puños y de las pistolas”.

En aquel entonces no era fácil advertirlo –pero Dostoievsky en su novela Los demonios se refiere a este fenómeno social-, pero España había entrado en una dinámica en la que las fuerzas a si mismas llamadas “progresistas” tenían como objetivo fundamental acabar con el sistema parlamentario y como ahora: demostrar que la nación va bien solo si gobernamos nosotros, lo cual significa los masones. Por eso en esta espiral violenta tendríamos ocasión de ver, que iba a tener un peso excepcional la masonería, aunque no iba a ser ese el proceso de erosión de España en el que iba a actuar.

La masonería estuvo totalmente implicada en el proceso descolonizador español, de Filipinas y Cuba que resulto traumático para España y para muchos españoles, por lo que de inseguridad social significaba. Pero dentro de España la actuación de la masonería en el interior del país fue mucho más dañino, con ser maligno el proceso indicado de desmontar la España de aquel tiempo sin que ello beneficiara más que a sus enemigos.

La masonería triunfó en Turquía, en Rusia, en Méjico en muchos países y además estuvo del lado del fascismo. Muchos políticos de todo este periódico histórico, han sido masones declarados y preferimos que Vds. vayan al libro en cuyo capítulo XVII encontrará nombres más que conocidos, algunos de ellos, representantes claros de la corrupción económica: de llenar sus propias carteras con el dinero de los demás, esencialmente metiendo las manos en las arcas del Estado, que son de todos por cierto. No solo en el XVII, sino también en los capítulos siguientes hasta el final del libro encontrarán Vds. un documento de inapreciable valor.

En estos tres capítulos del libro de Cesar Vidal el autor, trata de la masonería y su entronque directo con las ideas masónicas de la pre “guerra civil” española en la que hubo más de un millón de muertos, y no diremos que todos ellos fueran asesinados por la masonería. Pero si la guerra fue provocada por ellos, los masones, en una buena parte, ellos son culpables en esa misma parte o en la totalidad, pues todos los que intervinieron con sus odios de uno u otro lado son culpables de la totalidad, de todas esas muertes: Capítulo XVIII La masonería y la segunda república: la proclamación. Capítulo XIX La masonería y la segunda república: Del bienio republicanosocialista al alzamiento de 1.934.

Capítulo XX La masonería y la segunda república: La Guerra Civil. Nunca un país debió tanto a un millón de muertos para alcanzar una paz permanente y dejar en el olvido los rencores y los odios. Pero son los masones los que siguen tratando de pudrir a la sociedad española minando sus cimientos con el anarquismo de siempre vestido de progresía del muladar.

En el pacto de San Sebastián de 17 de Agosto de 1.930 se decidió un pacto conspiratorio para acabar con la monarquía parlamentaria y sustituirla por una república y en ese acto estuvieron entre otros figuras conocidas tales como: Lerroux, Azaña, Domingo, Alcalá Zamora, Miguel Maura, Carrasco Hormiguera, Mallol, Aiguades, Casares Quiroga, Indalecio Prieto, Fernando de los Ríos, personajes de los que casi todos se convertirían meses después en ministros del primer gobierno
provisional de la república.

Y fue la misma masonería la que modelo la constitución de la segunda república de la misma manera que ahora ha modelado la de Europa que votaremos el 20 de febrero de 2.005 en España. La razón para la redacción no era ninguna otra que la de ganar las almas y los corazones de todos los españoles, pues no se trataba entonces y ahora, de la separación de la Iglesia y del Estado como en otras naciones sino, y siguiendo el modelo jacobino francés, de triturar la influencia católica sustituyéndola por otra laicista, aunque en ello no está sola la masonería, pero sí que es la fuerza más importante y desde luego la inteligente, pues las demás son y están vácuas de pensamiento y son solo pura violencia, aunque en esto son similares a la masonería.

Para lograr sus propósitos se ordenaba habitualmente como fuente de argumentos intelectuales a su favor, la organización de violentas manifestaciones y mítines que ayudaran a inclinar a las autoridades hacía esas mismas posiciones masónicas, lo que mezclado por una insurrección permanente creada por los medios de comunicación afines ofrecía y ofrece un espectáculo demoledor a todos los ciudadanos que no ven más que inseguridad a su alrededor, similar a la que permitió que los alemanes votaran en 1.932 a Adolf Hitler y ahora a la masonería. El miedo, el terror, es el argumento. Los corderos caminan mejor así hacía el matadero de la dictadura, y a petición propia.

Es de otro lado clarificador para nosotros lo que dice Cesar Vidal en la página 263 de su libro de la que entresacamos lo siguiente “…Sin embargo las derechas habían optado por integrarse en el sistema –a pesar de su origen tan dudosamente legítimo-, y a diferencia de las izquierdas, aceptar las reglas de un juego parlamentario que nunca había sido cuestionado nunca por ellas durante las décadas anteriores. Esa fue la alternativa a las izquierdas, creada en 1.931 con la fundación de la CEDA una organización política de fuerzas de derecha y católicas”todos sabemos o podemos saber si buscamos y leemos, que la izquierda no quiso nunca dar cancha como alternancia de poder en un sistema democrático a las posiciones de derecha, y solo desde la masonería representada por Manuel Aznaña por si queda alguna duda, a la izquierda radical, estaban validados con el soplo de la inteligentzia para gobernar España y la derecha había de permitir vejaciones y desprecios y así, ser expulsada del gobierno tras ganar la CEDA elecciones válidas, lo que dio paso a la guerra que iniciada en 1.934, fue cruenta y total a partir de 1.936

Es un error por ello que sigamos el mismo camino de entonces en 34 y 36-39 y aceptemos lo que son trampas que todos conocen y por ello cada vez se respete menos a la justicia dadas las trampas que se cometen con la misma. Se trata de colarnos goles masónicos con la Ley del Embudo. Lo ancho para mí y lo estrecho para los demás: 6.000 millones de ciudadanos del mundo. Sigue existiendo hoy la mentalidad golpista que dio lugar al tiempo del 34 y el 36 por las izquierdas.

Un futuro en manos de la masonería –como lo ha sido en buena parte del pasado-, significaría presumiblemente, un recorte de las libertades de aquellos que no están dispuestos a plegarse a un discurso único , sincrético, multicultural y dirigido; un aplastamiento de los que no comulguen con un sistema laicista en el que la civilización y la fe de cada uno tenga que aceptar su sustitución por el masónico guiso amalgamador de Valeri Giscard D´Estaigne y sus hermanos masones “los hijos de la viuda” como les califica Cesar Vidal a través de la obra. En definitiva una Dictadura del peor jaez y calado.

Llegando a conclusiones, diremos, que a pesar de la leyenda rosada que se nos ha querido vender en los últimos sesenta años, no estamos más que ante los mismos lobos con las mismas pieles, aves rapaces que nunca dejan sus objetivos abandonados en el olvido, y que siguen creyendo que lo mejor que puede ocurrirle al mundo, es que gobiernen ellos y a fe que llevan camino de lograrlo.

A menos que no nos sintamos unos tan cómodos y otros tan poco activos y encima pasotas, España que es nuestro país sufrirá las consecuencias. Por otro lado, la Familia y la misma Vida, están en estos momentos, siendo atacadas por las fuerzas masónicassocialistas ¿progresistas?, infiltradas en todas las latitudes gubernamentales del mundo y nada puede explicarse de otra manera lo que está ocurriendo en la sociedad de hoy, en la que a poco que estemos atentos, el plan organizacional mundial está siendo ejecutado de forma milimétrica por las fuerzas de la triada:

(Síntesis del libro de Cesar Vidal.Enero 2005)

   

LA DECISIÓN ANTE LA CUAL NO ME RESISTO, SINO QUE ME DEJO LLEVAR

La foto es la medalla de oro en 2021 en el certamen One Eyeland Photography Awards. La he mirado largo rato, pero no sé si es un cultivo o el qué. ♣ ♣ ♣ Desde hace varios días me siento movido por los mejores sentimientos. Hoy también me han visitado dos amables colombianos con los que he almorzado. Otro sándwich de pastrami en buena compañía. Un buen almuerzo con gente agradable es un modo magnífico de descansar a la mitad de la jornada. Estoy en una edad en la que un sándwich me sacia completamente.

No sé por qué, pero mi trabajo en el hospital me llena de felicidad. Es siempre el mismo trabajo y tan distinto cada día. Cada enfermo es único e irrepetible. Además, nunca he sentido tanto la sacralidad de la unción de los enfermos. La seguridad de que algo desciende desde el Espíritu Santo hacia el alma que habita en ese cuerpo.

Hoy ha fallecido un hermano sacerdote. Fue mi sucesor en mi primera parroquia. Todavía no sé cuál ha sido la causa. Un poco más tarde llamaré a un compañero para enterarme, ahora estará celebrando misa en su parroquia. Es lo último que me esperaba. Tenía mi edad. Dada la edad, me imagino que habrá sido cáncer o el corazón; es solo una suposición. Decir que lamento su partida no es una formalidad. Después de la cena me he enterado de que ha sido un infarto.

¿Y si yo estuviera viviendo mi último mes de vida y lo desconozco? ¿Y si una arteria cardiaca está, silenciosamente, al límite de la obstrucción? ¿Y si un coágulo de grasa es lo único que marca la diferencia entre mi vida y mi muerte? ¿Y si vivo al borde del precipicio? ¿Y si el sermón 299 es el último que grabaré? ¿Será la novela que escribo el libro que, por fin, quedará inacabado? ¿Cuánta arena queda en mi reloj de arena? ¿Cuál será la decisión divina?

P. FORTEA

   

«LA TEORÍA CRÍTICA DE LA RAZA DEBE SER RECHAZADA POR LOS CATÓLICOS POR RAZONES ANÁLOGAS AL MARXISMO»

 EDWARD FESER ALERTA CONTRA UNA IDEOLOGÍA QUE SE ESTÁ ADUEÑANDO DEL DISCURSO PÚBLICO

'Acabemos con el racismo sistémico', dice la pancarta durante una manifestación en Washington. La idea de que todo el sistema es racista independientemente de lo que piensen las personas o de cómo actúen es un punto fundamental de la Teoría Crítica de la Raza.

Aparentemente, la Teoría Crítica de la Raza es algo difícilmente comprensible fuera del marco cultural de Estados Unidos, donde lleva tiempo marcando el debate político como parte de la cultura woke y de la cancelación.Esta ideología ha sido asumida prácticamente como oficial por buena parte de las universidades norteamericanas, y la industria mediática y del entretenimiento la promueve abiertamente.

ALTAVOCES IDEOLÓGICOS

Y eso la internacionaliza. En estos días, por ejemplo, Netflix promociona uno de sus últimos estrenos, Final de trayecto, una película interpretada por la actriz y cantante negra Queen Latifah que, con la envoltura de una tópica trama de familia que lucha por su supervivencia al verse envuelta en un problema entre traficantes de drogas, transmite un racismo inmisericorde contra los blancos –incluidos insultos directos- para denunciar el supuesto racismo, irredimible y estructural, del estado de Texas.

Es decir: una versión cinematográfica de la Teoría Crítica de la Raza. En efecto, la Enciclopedia Británica la define como un movimiento social e intelectual basado en la premisa de que la raza no es un dato biológico sino una “construcción social” o “invención cultural” utilizada “para oprimir y explotar a las personas de color”. Para sus adeptos, el racismo sería algo inherente a la ley y a las instituciones de Estados Unidos en la medida en la que éstas sirven para crear y mantener las desigualdades sociales, económicas y políticas entre blancos y no blancos, en particular afroamericanos”. Dicho de otra forma, hay racismo aunque no haya racistas.

Y así, en Final de trayecto, los protagonistas sienten su raza e interaccionan con su entorno como si viviesen bajo la permanente amenaza del Ku Klux Klan. Poco importa que en Texas, un estado tradicionalmente republicano con solo un 12% de población negra, Barack Obama obtuviese porcentajes de voto similares (entre el 40 y el 45%) a Hillary Clinton o Joe Biden, o que sus tres grandes ciudades (Houston, Dallas y San Antonio) hayan tenido alcaldes negros. Como a toda ideología, a la Teoría Crítica de la Raza la realidad le importa poco.

RESISTENCIA SOCIAL

Por su potencial para sembrar odio y división y sus pretensiones totalitarias, algunos estados norteamericanos están empezando a tomar medidas para impedir que la Teoría Crítica de la Raza se adueñe del sistema educativo como lo ha hecho la ideología de género.

El gobernador de Florida, Ron de Santis, firmó en abril una ley para proteger la libertad de cátedra de los profesores e impedir el adoctrinamiento del alumnado.

El gobernador de Florida, Ron de Santis, de 44 años, es católico, historiador por Yale y abogado por Harvard, militar en la reserva (estuvo desplegado en Irak en los servicios jurídicos de los Navy Seal), provida, protector activo de la familia frente al lobby LGTBI y resistente a que las vacunas, mascarillas y pasaportes sanitarios sean obligatorios. Es claro favorito a la reelección este noviembre y la más sólida alternativa republicana para las presidenciales de 2024 si Donald Trump no se presentase. También se especula con la posibilidad de que ambos conformen el ticket republicano.

“Vamos a tomar medidas contra ese racismo impuesto por el estado que es la Teoría Crítica de la Raza", dijo entonces De Santis: "No permitiremos que el dinero de los impuestos de Florida se gaste en enseñar a los niños a odiar a su país o a odiarse unos a otros. Es nuestra responsabilidad garantizar que los padres tienen instrumentos para reclamar sus derechos”.

Para entender bien esta ideología y cómo ha de ser juzgada desde el punto de vista católico, Edward Feser, profesor de Filosofía en el Pasadena City College, en California, ha escrito una obra que es ya referencia en el tema: Todos unos en Cristo. Una crítica católica del racismo y de la Teoría Crítica de la Raza (Ignatius Press).

LAS RAZONES CATÓLICAS CONTRA EL RACISMO

Puede chocar escuchar a De Santis afirmar que la Teoría Crítica de la Raza es racismo impuesto como ideología. Por eso son convenientes las distinciones con las que comienza Feser su libro.

La solidez de la posición católica contra el racismo, explica, deriva de su propia concepción del hombre, y por tanto va más allá de lo que la propia biología pueda establecer en torno a qué es una raza o qué diferencias hay entre unas y otras. Se basa “en la afirmación de la filosofía y la teología católica tradicionales de que la inteligencia y la voluntad son inmateriales, potencias del alma",un alma "creada específicamente por Dios para cada nuevo ser humano" y que "solo es cognoscible mediante la argumentación filosófica y la revelación divina".

Ahora bien, recuerda Feser, "la dignidad humana y los derechos humanos fundamentales se fundamentan en esas potencias del alma, porque gracias a esas potencias podemos conocer y amar a Dios. Puesto que todos los seres humanos de cualquier raza tienen alma, se sigue que todos tienen la misma dignidad y derechos fundamentales”.

El segundo fundamento de la condena del racismo por la Iglesia es otra verdad teológica, y es que, del mismo modo que todos los seres humanos han pecado, "por todos se ha ofrecido la redención por medio del sacrificio de Cristo"y para todos existe la posibilidad "de la visión beatífica": "Esta finalidad sobrenatural se añade a la dignidad que nos otorga nuestra naturaleza como criaturas racionales, y puesto que ha sido otorgada a todos los seres humanos de cualquier raza, se sigue que todos los seres humanos tienen igualmente esta dignidad añadida”.

¿QUIÉN ES RACISTA?

Feser hace estas y otras consideraciones sobre los contenidos de su libro en una entrevista de Carl E. Olson en Catholic World Report, donde se explaya sobre los contenidos de la Teoría Crítica de la Raza, tal como la han formulado dos fundadores del movimiento, el profesor Derrick Bell (1930-2011) y la profesora Kimberlé Crenshaw (n. 1959), y dos de sus divulgadores, Ibram X. Kendi (n. 1980), considerado por Time en 2020 una de las 100 personas más influyentes del país, y Robin DiAngelo (n. 1956), también profesora y la única de los cuatro que es de raza blanca.

Según estos teóricos, el racismo en la sociedad occidental va mucho más allá de lo que la gente piensa cuando escucha esa palabra.

"Cuando la mayor parte de la gente oye 'racismo', está pensando en la segregación, el Ku Klux Klan, la discriminación laboral, etc. Según los defensores de la Teoría Crítica de la Raza, incluso si eliminamos completamente todo ese tipo de cosas, apenas habríamos rascado la superficie. Sostienen que el racismo empapa cada rincón y cada rendija de la sociedad: empapa todo el sistema legal, la cultura popular e incluso la mentalidad y la actuación de personas que se consideran a sí mismas antirracistas".

Cualquier desigualdad de cualquier tipo es automáticamente considerada racismo, y quien proponga una explicación alternativa (cultural, económica o cualquier otra) ya demuestra con ello ser racista: "Así de simplificador y dogmático", apunta Feser.

Es irrelevante que alguien se considere antirracista o incluso luche contra el racismo, es irrelevante incluso que sea negro: si no acepta esta ideología, le serán achacados 'prejuicios' y 'microagresiones' inconscientes y será considerado tanto más racista cuantas más alegaciones haga de no serlo y más se esfuerce en demostrarlo.

"Naturalmente, esto es una receta para el fanatismo", afirma Feser, porque esas pruebas tan sutiles de racismo son invisibles para cualquiera, salvo para quien se ponga las gafas ideológicas de la Teoría Crítica de la Raza.

La consecuencia es inmediata: no tener en cuenta el color de la piel, hasta ahora algo evidente para cualquier no-racista, pasa a ser un signo de racismo, y afirmar la igualdad de las razas ya no es suficiente. Pero tampoco lo es la 'discriminación positiva' (beneficiar a las minorías raciales), sino que autores como Kendi abogan por la discriminación a la inversa, esto es, perjudicar activamente a los blancos.

"Para nada de ello hay argumentos", lamenta Feser: "Simplemente, se afirma como si hubiese sido revelado de lo alto, y toda posible discrepancia es demonizada precisamente como racista... Es una ideología tan extrema que incluso muchos votantes progresistas la consideran inquietante cuando conocen su contenido".

HIJOS DE GRAMSCI

Feser descubre fácilmente la esencia marxista de esta ideología, y en particular la influencia del comunista Antonio Gramsci (1891-1937), quien afirmó la hegemonía de los presupuestos culturales en la 'opresión capitalista' y por tanto abogó por combatirlos con mayor ahínco que las tradicionales causas económicas o sociales. La Teoría Crítica de la Raza se limita a sustituir el 'poder económico burgués' por la 'supremacía blanca'. Y de ahí la obsesión de sus ideólogos por dominar el ámbito académico y el ocio, lo que en buena parte están consiguiendo. 

Estamos, pues, ante una nueva forma de materialismo dialéctico e histórico,donde el conflicto entre clases (como entre sexos en el feminismo marxista o la ideología de género) se traslada a un conflicto entre razas. El esquema de opresores (burgueses/hombres/blancos) y oprimidos (trabajadores/mujeres/negros) es exactamente el mismo.

INCOMPATIBLE CON LA DOCTRINA DE LA IGLESIA

Por este motivo, "como en el caso del marxismo, la Teoría Crítica de la Raza es una grave perversión de la buena causa que dice representar, y es totalmente incompatible con la doctrina social de la Iglesia”, anuncia Feser: "La Iglesia ha condenado fuerte y continuamente este tipo de actitud. Condena la tesis de que la vida social y la historia sean fundamentalmente una lucha entre clases inherentemente hostiles, e insiste en que los grupos sociales deben verse en colaboración, y no intrínsecamente en conflicto. Condena la tendencia a juzgar las ideas en términos del interés ideológico al que sirven más que apelando a estándares objetivos como la verdad y la racionalidad. Condena la actitud vengativa hacia los supuestos opresores, como es la discriminación inversa".

Edward Feser es autor de diversos libros sobre metafísica aristotélica y tomista, como 'Cinco pruebas de la existencia de Dios', y de títulos que abordan cuestiones de actualidad, como 'Otro hombre derramará su sangre. Una defensa católica de la pena de muerte'.

Feser emparenta la Teoría Crítica de la Raza con los sistemas gnósticos de pensamiento: la realidad más inocente queda ensuciada al considerarse manifestación de "un poder siniestro", y plantea una "división simplista y maniquea de la sociedad entre la fuerzas combatientes de la oscuridad [la supremacía blanca] y de la luz [estos ideólogos]". 

Lo cierto es que "las pretensiones de la Teoría Crítica de la Raza no tienen ningún apoyo en pruebas reales de las ciencias sociales, y de hecho están en conflicto con la ellas". Esta ideología adolece además de ser "esencialmente relativista", "superficial" e "intelectualmente débil... Las personas a quienes atrae están absolutamente obsesionadas con la raza, hierven de ira y son incapaces de enlazar un argumento coherente. Es una visión profundamente irracional y desagradable de la vida humana".

Y esto alimentó la explosión de odio con la que Black Lives Matter atizó la violencia en las calles estadounidenses en la primavera y verano de 2020.

CATÓLICOS: PRECAUCIÓN

Sin embargo, muchos católicos no son conscientes de hasta qué punto esta ideología es peligrosa para la sociedad: "Hay una estúpida tendencia entre algunas personas a pensar que, puesto que este movimiento se envuelve en una noble retórica y en palabras inocentes como 'anti-racismo', debe haber algo bueno en él. Esto es tan ingenuo como pensar que debe haber algo bueno en el marxismo por el hecho de que los marxistas hablen mucho de la situación de los pobres".

"La Iglesia no va detrás de nadie en preocupación por los pobres", concluye Feser, "pero siempre ha enseñado que el marxismo es una ideología perversa y que los católicos no pueden colaborar con ella, sino rechazarla de arriba abajo. Como demuestro en el libro, la Teoría Crítica de la Raza no es menos nociva y debe ser firmemente rechazada por los católicos por razones análogas. Solo puede empeorar las cosas, no mejorarlas".

Carmelo López-Arias

   

MÁS DE 400 MIL DEVOTOS CELEBRARON A LA VIRGEN DEL ROSARIO EN ARGENTINA

Bajo el lema “Madre tu presencia nos anima a caminar juntos” se celebró en la Diócesis de San Nicolás (Argentina) el 39º aniversario de la Virgen del Rosario de San Nicolás, a la cual llegaron más de 400 mil devotos de todo el país e incluso de Uruguay, Paraguay y Chile.

“Vengo hace 25 años a la casa de la Madre. Ella nos cuida como nadie, nos acaricia y también nos ayuda a ser hermanos solidarios en una Argentina con mucho odio y rencor”, destacó el peregrino Carlos Seonae, quien recorrió 150 kilómetros para agradecer y pedir.

La Misa fue presidida por el Obispo de la Diócesis de San Nicolás de los Arroyos, Mons. Hugo Santiago.

“En un mundo que genera niños huérfanos, por la disolución familiar o porque papá y mamá, con doble empleo no tienen tiempo para estar y dialogar con sus hijos, díganles que no hay nada más grande que dar a luz y formar a una persona humana, por eso me he dedicado a acompañar a mi Hijo desde Nazaret hasta la cruz; sean presencia, escucha y compañía de sus hijos”, expresó el Prelado.

“En un mundo en el que las relaciones humanas se han puesto violentas y confrontativas, sean mensajeros de paz, busquen la unidad y la reconciliación de las personas, trátense con cordialidad y ternura; hagan la revolución de la ternura”, pidió.

Además, alentó a que “en un mundo donde la indiferencia se ha globalizado, vivan la percepción, que es el sentimiento que una madre tiene con su hijo, que sabe no solamente que llora sino que descubre también por qué llora y le da con exactitud lo que necesita”.

Mons. Santiago animó a los peregrinos a ser “artífices de una ecología humana”. “Humanicen la relación entre las personas, háganla cordial, desarrollen la capacidad de ponerse en el lugar del otro, integren a los más débiles y vulnerables, trabajen por el bien común, cuiden la creación, recen y enseñen a rezar al Padre del cielo, que quiere que hagamos un cielo nuevo y una tierra nueva”, exhortó.

“María nos hace experimentar la alegría de ser familia y nos envía a integrar a muchos hermanos para que la fiesta sea mayor. ¡Viva la Virgen!”, exclamó el Obispo.

LOS PEREGRINOS Y SU AMOR A LA MADRE

“Es la primera vez que vengo, y esto es realmente conmovedor, soy muy devota de la Virgen, y me llena de emoción toda esta multitud de creyentes. Es muy bello todo”, le dijo María Eugenia a ACI Prensa.

“Desde los cuatro años vengo desde mi provincia de San Juan a rezarle a la Santa y a pedirle por un problema de salud que tengo. Esto me deja sin palabras, es genial, es muy lindo ver a tanta gente demostrando su fe y cariño a la Virgen”, expresó María Cristina quien llegó desde la provincia de Mendoza.

Por su parte, Lucía, una mujer que llegó procedente de la ciudad de Dolores (Uruguay), calificó de "una bendición enorme" a la convocatoria religiosa y dijo que para ella "es una alegría haber venido a la Argentina para visitarla".

POR MATÍAS BOCCA | ACI Prensa

   

More Recent Articles


You Might Like