Durante los últimos años, académicos y estudiosos dentro del campo de la psicología positiva han empezado a adoptar una visión más matizada de las nociones de ‘positivo’ y ‘negativo’, de manera que se ha reconocido que cualidades positivas ...
‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ ‌ 

Click here to read this mailing online.

Your email updates, powered by FeedBlitz

 
Here is a sample subscription for you. Click here to start your FREE subscription


  1. La Segunda Ola de la Psicología Positiva
  2. Reseña del libro “Desafiando la Tierra Salvaje: La Verdadera Pertenencia y el Valor de Ser Uno Mismo” de Brené Brown
  3. La Teoría de los Valores de Schwartz
  4. Reseña de libro: Mujeres que Prosperan, Mundo que Prospera (Thriving Women, Thriving World)
  5. Decisiones Paradójicas: Aplicar Humor Sobre Uno Mismo, Improvisación Y Afirmación
  6. More Recent Articles

La Segunda Ola de la Psicología Positiva

By Marta Velázquez -

Hace unos días me llegó a casa un libro que quería leer desde hacía tiempo: ‘Second Wave Positive Psychology: Embracing the Dark Side of Life’ (La Segunda Ola de la Psicología Positiva: Abrazando el Lado Oscuro de la Vida). Había oído hablar acerca de la ‘segunda ola’ de la psicología positiva pero hasta ahora no me había decidido a indagar y profundizar más acerca de este tema. Los autores de este libro, ‒Itai Ivtzan, Tim Lomas, Kate Hefferon y Piers Worth‒ no son los primeros en hablar de esta segunda ola. B. S. Held en 2004 ya usó esta frase y Paul Wong en 2011 identificó y explicó este nuevo movimiento.

Pero, ¿qué es la segunda ola de la psicología positiva?

En sus primeros años la psicología positiva se diferenció a sí misma de la ‘psicología tradicional’ haciendo un fuerte énfasis en los estados positivos del ser humano. Mientras que la psicología tradicional ponía el foco en los estados mentales ‘negativos’, la psicología positiva compensaría este balance a través de enfocarse en las cualidades positivas. Además, dentro de esta caracterización, había el mensaje implícito de que las experiencias y estados negativos no eran deseables, y por lo tanto, la gente debería intentar evitarlos, mientras que las cualidades positivas eran necesariamente beneficiosas y deberían promoverse. La psicología positiva estaba promulgando una dicotomía positivo-negativo bastante polarizante.

Sin embargo, durante los últimos años, académicos y estudiosos dentro del campo de la psicología positiva han empezado a adoptar una visión más matizada de las nociones de ‘positivo’ y ‘negativo’, de manera que se ha reconocido que cualidades positivas pueden a veces ser perjudiciales para el bienestar, mientras que los estados mentales negativos pueden a veces contribuir al florecer humano.

Held sugirió que este acercamiento más matizado de las nociones de ‘positivo’ y ‘negativo’ puede ser descrito como la segunda ola de la psicología positiva, y siguiendo la misma línea, Wong llamó a estos nuevos avances dentro del campo como ‘2.0’.

Lo positivo puede ser negativo

La positividad puede ser perjudicial cuando se usa en exceso o dentro de un contexto tóxico. Sinclair, Hart y Lomas hallaron que la presión para ser positivo puede causar daños en contextos particulares, ya que puede disuadir a las personas de enfrentar la realidad de su situación. Esto da como resultado la negación tanto de la realidad de las circunstancias difíciles como de las emociones que las acompañan, por lo que la positividad forzada puede ser un mecanismo de afrontamiento evitativo.

Por su parte, Held describe la presión de ser positivo o feliz como un rasgo cultural distintivo en América del Norte. También observa que la presión para ser feliz y optimista en circunstancias desafiantes puede llevar a las personas a ignorar o negar emociones negativas como la tristeza o la ira, y por lo tanto, obstaculizar su capacidad para evaluar las circunstancias de la vida de manera realista.

McNulty y Fincham en su investigación sobre actitudes positivas y bienestar entre parejas de recién casados, encontraron que el perdón promovió el bienestar en las relaciones saludables, pero que fue perjudicial en las relaciones no saludables. El estudio demostró que el perdón aumenta la probabilidad de que el abuso se repita, ya que el abusador interpreta el perdón de la víctima como un permiso tácito para continuar el abuso. Estos sorprendentes hallazgos muestran que el perdón en una situación de abuso puede agravar el mismo y recalca la importancia del contexto a la hora de estudiar los rasgos y cualidades positivas.

Lo negativo puede ser positivo

Hay aspectos de la vida que a menudo son considerados como negativos y que sin embargo conducen a nuestro bienestar. Por ejemplo, enfrentar el desafío y el disconfort tiene un gran potencial de crecimiento, curación y transformación en nuestras vidas.

Si hablamos por ejemplo de la ira, esta ha sido presentada como una emoción destructiva e indeseable, cuyas consecuencias pueden ser devastadoras si no se sabe canalizar. Beck la presentaba como una manifestación del odio y una causa fundamental de males como la guerra. Pero si bien la ira es una emoción con valencia negativa, aún puede tener el potencial de tener un resultado positivo si se despliega de forma hábil. Por ejemplo, se ha argumentado que la dinámica de la ira moral ha ayudado a impulsar los movimientos sociales que han surgido en las últimas décadas, desde el feminismo hasta los derechos civiles. Martin Luther King Jr., en su lucha por los derechos civiles, desplegó una ‘ira justa’ que articulaba una visión que le permitía luchar sin ser cegado por el odio.

La tristeza, por su parte, es una emoción que también ha sido a menudo catalogada como indeseable por su disconfort. Sin embargo, la tristeza puede surgir como una respuesta compasiva al sufrimiento en el mundo. La tristeza puede llevar consigo mensajes importantes, como por ejemplo cuánto nos preocupamos por alguien o algo. Asimismo, puede ser una fuente de inspiración o de significado. Incluso puede albergar belleza.

Por otra parte, Norem destaca el «poder positivo del pensamiento negativo», por ejemplo, la conexión entre el pesimismo y el afrontamiento proactivo. Aquí podríamos diferenciar entre pesimismo «puro» (una suposición fatalista de lo peor) y pesimismo estratégico (detección anticipada de fallas y resolución de problemas). Una mentalidad pesimista puede impulsar a una persona a prepararse ante problemas potenciales, disminuyendo así la probabilidad de que estos realmente se produzcan.

Los cuatro principios

La segunda ola de la psicología positiva se sustenta en cuatro principios fundamentales:

  • Valoración: este principio advierte contra la identificación categórica de los fenómenos como positivos o negativos, ya que tales valoraciones son fundamentalmente dependientes del contexto. Por ejemplo, el optimismo «excesivo» puede conducir a errores de cálculo del riesgo, mientras que el pesimismo puede ser ventajoso si conduce a la prudencia según el contexto.
  • Co-valencia: este principio refleja la idea de que muchos fenómenos son mezclas complejas entre luz y oscuridad, positivos y negativos. Podemos pensar en la forma en que la esperanza implica un optimismo anhelante por una meta futura, pero que aún está socavada por la ansiedad de que tal vez no se cumpla.
  • Complementariedad: este principio considera la idea de que existen fenómenos de la experiencia humana que son opuestos y que conviven el uno con el otro y se complementan. Podemos poner de ejemplo el amor. Las dos caras del amor son fundamentalmente inseparables: cuanto más fuerte e intenso es el amor de uno por el otro, mayor es el riesgo de angustia si la relación termina en contra de la voluntad de uno.
  • Evolución: este principio nos permite contextualizar la idea misma de la segunda ola. Podríamos ver la psicología convencional, con su aparente preocupación por los aspectos negativos del funcionamiento humano, como la tesis. Al criticar esto y abrazar fenómenos positivos, la psicología positiva se presentó como la antítesis. La siguiente etapa de este proceso dialéctico es la síntesis, en la que se conservan las verdades tanto de la tesis como de la antítesis, mientras se superan las fallas en sus respectivas posiciones.

Conclusión

La segunda ola de la psicología positiva nace en un intento de dar respuesta a las críticas que ha suscitado tanto la psicología tradicional como el campo de la psicología positiva. Es una síntesis, como decía anteriormente, que aúna los esfuerzos de estudiosos y académicos que han dirigido parte de sus investigaciones a allanar el camino y dar luz a nuevas formas de entender la experiencia humana de una manera más matizada y realista. De esta forma, son ya numerosos los estudios existentes dentro de esta segunda ola los que intentan abarcar y comprender el funcionamiento humano apreciando todo el espectro emocional. Este es un enfoque imprescindible y tiene un gran valor, pues la experiencia humana no se puede resumir en un conjunto de opuestos polarizados, sino que más bien es una amalgama de oscuros y claros, y por ello merece ser abordada desde un enfoque más integrador.


Referencias

Beck, A. T. (1999). Prisoners of hate: The cognitive basis of anger, hostility, and violence. New York: Harper Collins.

Held, B.S. (2004). The negative side of positive psychology. Journal of Humanistic Psychology, 44(1), 9-46.

Held, B. S. (2002). The tyranny of the positive attitude in America: observation and speculation. Journal of Clinical Psychology, 58(9), 965-91. doi: 10.1002/jclp.10093. PMID: 12209859

Held, B. S. (2001). Stop smiling, start kvetching; A 5-step guide to creative complaining. New York: St. Martin’s Griffin.

Ivtzan, I., Lomas, T., Hefferson, K., & Worth, Piers. (2015). Second Wave Positive Psychology: Embracing the Dark Side of Life. London: Routledge.

McNulty, J. K. (2010). When positive processes hurt relationships. Current Directions in Psychological Science, 19(3), 167-171. 

McNulty, J. K., & Fincham, F. D. (2012). Beyond positive psychology? Toward a contextual view of psychological processes and well-being. American Psychologist, 67(2), 101–110. https://doi.org/10.1037/a0024572

Norem, J. K., & Chang, E. C. (2002). The positive psychology of negative thinking. Journal of Clinical Psychology, 58(9), 993-1001

Norem, J. K. (2001). The positive power of negative thinking. New York: Basic Books

Lazarus, R. S. (2003). The Lazarus manifesto for positive psychology and psychology in general. Psychological Inquiry; 14(2): 173–189.

Lomas, T. (2016). Flourishing as a dialectical balance: emerging insights from second-wave positive psychology. Palgrave Communications. 2:16018 doi: 10.1057/palcomms.2016.18.

Lomas, T., & Ivtzan, I. (2016). Second wave positive psychology: Exploring the positive-negative dialectics of wellbeing. Journal of Happiness Studies, 17(4), 1753-1768. doi: 10.1007/s10902-015-9668-y

Sinclair, E., Hart, R., & Lomas, T. (2020). Can positivity be counterproductive when suffering domestic abuse?: A narrative review. International Journal of Wellbeing, 10(1), 26-53. doi:10.5502/ijw.v10i1.754

Wong, P.T.P. (2011). Positive psychology 2.0: Towards a balanced interactive model of the good life. Canadian Psychology/Psychologie canadienne, 52(2), 69-81.

Zembylas, M. (2007). Mobilizing anger for social justice: The politicization of the emotions in education. Teaching Education, 18(1), 15-28. doi: 10.1080/10476210601151516

Crédito de las fotos

Foto del libro Second Wave Positive Psychology cortesía de Marta Velázquez

Foto de Martin Luther King Jr. cortesía de Trikosko, Marion S., photographer.

Foto de las olas cortesía de Enrapture Captivating Media

Foto de estantería con libros cortesía de Marta Velázquez


This article first appeared on Positive Psychology News. To see the original article, click here. To comment on this article, click here.

Marta Velázquez Gil es psicóloga e investigadora. Ha publicado investigaciones en revistas científicas y en congresos a nivel nacional e internacional. Su mayor interés se centra en el estudio de los términos culturales y su relación con el bienestar. Dentro de esta temática, su mayor pasión es el sisu, un término finlandés que apela al espíritu y fortaleza que permite a las personas perseverar a través de las dificultades a pesar de sentir que han llegado al final de sus capacidades físicas o mentales. Sus artículos están aquí.


   

Reseña del libro “Desafiando la Tierra Salvaje: La Verdadera Pertenencia y el Valor de Ser Uno Mismo” de Brené Brown

By Marta Velázquez -

Una crisis espiritual

Estamos sumidos en una crisis espiritual, y el mundo actualmente está segregado en facciones basadas en la política y la ideología. Nos hemos dado la espalda unos a otros y nos concentramos solo en los reproches y la rabia. Estamos solos y desunidos. Es la conclusión a la que llega Brené Brown tras más de doscientos mil datos que su equipo y ella han recogido durante los últimos quince años.

Varias de las razonces que subyacen a esta crisis, según refleja Brown en su libro Braving the Wilderness (Desafiando la Tierra Salvaje), son la segregación, la exclusión, la marginalidad y el miedo.

Es por ello imperante analizar cómo podemos recuperar la conexión humana y el verdadero sentido de pertenencia en medio de este proceso de segregación y distanciamiento.

La búsqueda del verdadero sentido de pertenencia

“Solo eres libre cuando comprendes que no perteneces a ningún lugar: perteneces a todos y a ninguno. El precio es elevado. La recompensa, enorme.”

– Maya Angelou

La primera vez que Brené Brown leyó esta frase de Maya Angelou, pensó que era un error porque, ¿qué sería del mundo si no perteneciéramos a ningún lugar? Solo un montón de personas solitarias coexistiendo. Pero entonces fue cuando comprendió lo que significaba realmente: Maya no pertenecía a ningún lugar, solo pertenecía a Maya. Se refería a esa extraña dicotomía que consistía en estar solo, pero con un sentido de auténtica pertenencia.

Todas las personas queremos formar parte de algo, de algo más grande que nosotras mismas, y necesitamos que sea algo real, no a costa de nuestra autenticidad. Nos hace falta un verdadero sentido de pertenencia, pero ¿en qué consiste exactamente?

El verdadero sentido de pertenencia es la práctica espiritual que consiste en creer en ti mismo/a y en pertenecer a ti mismo/a tan profundamente que puedes compartir tu yo más auténtico con el mundo y descubrir lo que hay de sagrado tanto en formar parte de algo como en sostenerse solo/a en un territorio salvaje. La verdadera pertenencia no requiere que cambies lo que eres; requiere que seas lo que eres.

Brown, a raíz de su investigación, ha dado a luz a cuatro elementos del verdadero sentido de pertenencia. Estos elementos se encuentran en la realidad del mundo en el que vivimos. Son los siguientes:

  1. La gente es difícil de odiar vista de cerca. Acércate.
  2. Responde con la verdad a la charlatanería. Sé civil.
  3. Sostén las manos. Con desconocidos.
  4. Espalda fuerte. Piel blanda. Corazón indómito.

La gente es difícil odiar vista de cerca. Acércate.

Mientras el mundo a gran escala se adentra en lo que parece ser un colapso, aquellas mujeres y hombres que poseían un sentido de pertenencia sólido se mantenían enfocadas en su propia vida. No ignoraban lo que sucedía en el mundo, ni dejaban de defender sus ideas. Lo que sí hacían, sin embargo, era valorar sus vidas y formarse las opiniones sobre la gente basándose en su propia experiencia personal. Se resistían a la trampa en la que hemos caído la mayoría de nosotros/as. «No puedo odiar a grandes grupos de desconocidos, porque los miembros de esos grupos que casualmente conozco y me caen bien resultan ser expeciones a la regla».

Cuando nos comprometemos a acercarnos, nos estamos comprometiendo a vivir tarde o temprano conflictos de verdad, cara a cara. No es fácil odiar a la gente vista de cerca, pero cuando estamos sumidos en el dolor y en el temor, la rabia y el odio son las emociones más a mano. Es más fácil estar cabreado que estar dolido o asustado. A veces, admitir nuestro dolor y reconocer nuestras dificultades implica dar rienda suelta a la ira. La ira es un catalizador. Es una emoción que debemos transformar en algo vivificante: valentía, amor, cambio, compasión, justicia.

Asimismo, una de las preguntas que surgió a lo largo de la investigación de Brown fue: ¿Hay un límite entre el comportamiento admisible y el inadmisible? ¿Debo tolerar que alguien pretenda destrozarme o que niegue incluso mi derecho a existir? ¿Hay un límite que no debería cruzarse? La respuesta es sí, unos límites que consisten en respetar la integridad física de todo el mundo y en no participar en experiencias o comunidades que utilizan un lenguaje y/o adoptan conductas que deshumanicen a la gente.

Responde con la verdad a la charlatanería. Sé civil.

Cassandra Dahnke y Thomas Spath, cofundadores del Instituto para el Civismo en el Gobierno, escriben: «El civismo consiste en reivindicar y cuidar la propia identidad, las propias necesidades y creencias sin degradar por el camino las de otra persona. Consiste en discrepar sin faltar al respeto, en buscar un terreno común como punto de partida para dialogar sobre las diferencias, para poder escuchar más allá de los propios prejuicios y para enseñar a los demás a hacer lo mismo».

Es difícil mantenerse cívica ante la charlatanería, pero según la investigación de Brown, este es el segundo elemento para el verdadero sentido de pertenencia.

Harry Frankfurt refleja muy bien en la siguiente cita la diferencia entre la mentira y la charlatanería: «Una persona que miente y otra que dice la verdad juegan, por así decirlo, en equipos opuestos del mismo partido. Ambas responden a los hechos desde sus respectivos puntos de vista, aunque la reacción de una de esas personas se guía por la autoridad de la verdad y la reacción de la otra desafía esa autoridad y se niega a cumplir con sus exigencias. El charlatán, por su parte, no hace ningún caso de esas exigencias. No rechaza la autoridad de la verdad, como el mentiroso, oponiéndose a ella. Sencillamente no le presta ninguna atención. Por este motivo, la charlatanería es peor enemiga de la verdad que las mentiras».

Sostén las manos. Con desconocidos.

La clave para desarrollar una práctica de verdadera pertenencia es mantener nuestra creencia en la inextricable conexión humana. Esta conexión no es algo que pueda romperse; sin embargo, nuestra creencia en esta conexión se halla constantemente sometida a prueba y muy a menudo puede flaquear.

Brown propone participar en momentos de alegría y dolor colectivos para poder ser testigos de la inextriciable conexión humana. Las mujeres y los hombres con una práctica más intensa en este sentido mantienen su creencia en esa inextricable conexión participando en momentos de dolor y alegría con desconocidos.

La agrupación colectiva es algo más que una serie de personas que se reúnen para distraerse viendo un partido, un concierto o una obra de teatro: es una oportunidad para sentirse conectado con algo más grande que uno mismo; es una oportunidad para experimentar alegría, conexión social, sentido y paz.

Espalda fuerte. Piel blanda. Corazón indómito.

«Con excesiva frecuencia nuestra supuesta fuerza procede del miedo, no del amor; en vez de tener la espalda fuerte, muchos tenemos una piel blindada que encubre una columna frágil. O, dicho de otro modo: vamos por ahí erizados y a la defensiva, procurando ocultar nuestra falta de seguridad. Si reforzamos nuestra espalda, metafóricamente hablando, y desarrollamos una columna flexible pero robusta, entonces podemos arriesgarnos a tener una piel blanda y una actitud abierta… ¿Cómo podemos dar y recibir ayuda y mostrar una compasión de espalda fuerte y piel blanda, y avanzar más allá del miedo hasta alcanzar la genuina ternura? Yo creo que cuando podemos ser realmente transparentes: cuando vemos el mundo con claridad y permitimos que el mundo nos vea». Esta cita de Roshi Joan Halifax refleja con exactitud a lo que Brown se refiere cuando habla de una persona con un corazón indómito.

La marca distintiva de un corazón indómito y que pertenece realmente es vivir la paradoja del amor en nuestra vida. Es la capacidad de ser duro y tierno, entusiasta y cohibido, osado y temeroso: todo en el mismo momento. Es mostrarnos con nuestra valentía (espalda fuerte) y vulnerabilidad (piel blanda), fuertes y amables al mismo tiempo.

Desde pequeña, siempre he tenido el dilema entre ser yo misma y pertenecer. Siempre he sentido que o era yo misma o pertenecía, pero nunca las dos a la vez. Guiada por la necesidad de pertenencia, siempre intenté encajar en los grupos de los que quería formar parte. Pocas veces funcionó. Ahora sé que es mejor estar sola que sentirse sola en un grupo al que realmente no pertenezco. El precio es elevado. La recomensa, enorme.

________________________________________

Referencias

Brown, B. (2019). Desafiando la Tierra Salvaje: La verdadera pertenencia y el valor para ser uno mismo. Penguin Random House: Barcelona.

This article first appeared on Positive Psychology News. To see the original article, click here. To comment on this article, click here.

Marta Velázquez Gil es psicóloga e investigadora. Ha publicado investigaciones en revistas científicas y en congresos a nivel nacional e internacional. Su mayor interés se centra en el estudio de los términos culturales y su relación con el bienestar. Dentro de esta temática, su mayor pasión es el sisu, un término finlandés que apela al espíritu y fortaleza que permite a las personas perseverar a través de las dificultades a pesar de sentir que han llegado al final de sus capacidades físicas o mentales. Sus artículos están aquí.


   

La Teoría de los Valores de Schwartz

By Marta Velázquez -

¿Qué son los valores?

Según Schwartz, los valores son creencias globales acerca del mundo que guían nuestra conducta y aquello que consideramos importante para nosotros y nosotras. Los valores son deseables y marcan las direcciones que elegimos.

La teoría de los valores de Schwartz hace referencia a los valores básicos que son reconocidos en todas las culturas e identifica diez tipos de valores que son motivacionalmente distintos. Algunos de ellos entran en conflicto, como por ejemplo el poder y la benevolencia, mientras que otros son compatibles entre sí, como la seguridad y la conformidad.

Aunque la naturaleza de los valores y su estructura puede ser universal, individuos y grupos difieren substancialmente en la importancia que otorgan a sus valores.


Características

La teoría de los valores de Swchartz posee seis características principales:

  • Los valores son creencias vinculadas a los afectos.
  • Los valores se relacionan con objetivos deseables que motivan a la acción.
  • Los valores trascienden acciones y situaciones específicas.
  • Los valores sirven de guía para evaluar nuestras acciones, las personas y los acontecimientos.
  • Los valores están ordenados por importancia relativa unos de otros.
  • La importancia relativa, es decir, el orden de importancia que les damos, guía nuestra acción.


Clasificación

Swchartz aporta una clasificación de los valores donde los agrupa en 10 categorías diferentes. La clasificación es la siguiente:

  • Autodirección: independencia en la elección de pensamientos y actos.
  • Estimulación: elección de actividades estimulantes, de lo novedoso y del reto en la vida.
  • Hedonismo: búsqueda del placer y de la gratificación de uno/a mismo/a.
  • Logro: les motiva el éxito personal demostrando que son competentes en aquellas áreas o ámbitos que marcan los estándares sociales.
  • Poder: buscan estatus social y prestigio, control o dominancia sobre las personas y recursos.
  • Seguridad: buscan lo que es seguro, la armonía y la estabilidad de la sociedad, de las relaciones y de sí mismos/as.
  • Conformidad: suelen actuar de acuerdo a las expectativas y normas sociales. Restringen actos, inclinaciones e impulsos que puedan molestar o dañar a los demás.
  • Tradición: muestran respeto, compromiso y aceptación de las tradiciones e ideas que una cultura o religión proporciona.
  • Benevolencia: preservar y fomentar el bienestar de aquellos con los que uno frecuenta y tiene contacto personal.
  • Universalismo: comprensión, apreciación, tolerancia y protección del bienestar de todas las personas y de la naturaleza.
Rueda de los Valores de Schwartz

¿Por qué es importante conocer y trabajar nuestros valores?

Los valores juegan un papel importante en nuestra toma de decisiones y en nuestra conducta, y por tanto, en nuestro bienestar. Según cómo decidamos sentiremos que hemos actuado de la forma correcta o no y por lo tanto nos sentiremos bien o mal con nosotros/as mismos/as.

Cuando dos valores están en el mismo nivel de la jerarquía, es decir, para nosotros/as son igual de importantes, se generan dilemas o conflictos en la toma de decisiones y dudamos en nuestra forma de actuar. Tener claro qué es aquello importante para nosotros/as nos ayuda en la toma de decisiones. En función del orden de importancia que le demos a nuestros valores elegiremos comportarnos de una u otra forma.


Evaluación

Para evaluar nuestros valores disponemos del cuestionario Schwartz Value Survey (SVS), que es la versión para adultos. Ros y Grad (1991) han traducido el SVS al castellano y lo han denominado Cuestionario de Valores. Para evaluar los valores en menores de 11 a 14 años está el Portrait Values Questionnaire (PVQ).


Preguntas para reflexionar…

¿Quién conoce tus valores y te apoya en tus esfuerzos para vivir dentro de ellos?

¿Cómo demuestra el apoyo esta persona?

¿Qué puedes hacer como acto de autocompasión para apoyarte a ti mismo/a en el trabajo de vivir dentro de tus valores?

¿Cuáles son las señales de alarma o indicadores de que estas viviendo fuera de tus valores?

¿Qué se siente cuando vives dentro de tus valores?


Referencias

Brown, B. (2018). Dare to Lead: Brave work. Tough conversations. Whole hearts. Random House: United States.

Crossan, M., Mazutis, D., & Seijts, G. (2013). In search of virtue: The role of virtues, values and character strengths in ethical decision making. Journal of Business Ethics, 113(4), 567–581.

Ross, M, y Grad, H.M. (1991). El significado del valor trabajo relacionado a la experiencia ocupacional: una comparación de profesores de EGB y estudiantes del CAP. Revista de Psicología Social, 6(2) pp181-208.

Schwartz, S.H. (2012). An overview of the Schwartz theory of basic values. Online readings in psychology and culture, 2(1). http://dx.doi.org/10.9707/2307-0919.1116

Schwartz, S.H. (2010). Are There Universal Aspects in the Structure and Contents of Human Values?. Journal of Social Issues. 50, 19 – 45. 10.1111/j.1540-4560.1994.tb01196.x.






This article first appeared on Positive Psychology News. To see the original article, click here. To comment on this article, click here.

Marta Velázquez Gil es psicóloga e investigadora. Ha publicado investigaciones en revistas científicas y en congresos a nivel nacional e internacional. Su mayor interés se centra en el estudio de los términos culturales y su relación con el bienestar. Dentro de esta temática, su mayor pasión es el sisu, un término finlandés que apela al espíritu y fortaleza que permite a las personas perseverar a través de las dificultades a pesar de sentir que han llegado al final de sus capacidades físicas o mentales. Sus artículos están aquí.


   

Reseña de libro: Mujeres que Prosperan, Mundo que Prospera (Thriving Women, Thriving World)

By Lisa Sansom -

Traducido por Marta Velázquez Gil

Completo con botas de goma

Un tiempo atrás, tuve el gran honor de ir a enseñar Psicología Positiva en la jungla de Amazon para una organización benéfica que hace un gran trabajo en la región. Esta organización se asocia con comunidades locales para ayudarlas a ganar acceso al agua, la educación, la salud y otros elementos importantes para el bienestar del individuo y la comunidad.

Cada día, impartí un taller por las mañanas, y durante el resto del día, viajamos a las comunidades locales y aprendimos más sobre los pueblos, las personas que viven allí y el trabajo que hacían.

En una comunidad pequeña, las mujeres han creado, con apoyo, un grupo artesanal. Aprendimos cómo rasgar las largas hojas verdes de la jungla para revelar las fibras que las mujeres podrían secar y vestir como pulseras. Aprendimos acerca de las diferentes semillas que las mujeres usaron para la ornamentación. Aprendimos que, aunque nos llevó largo tiempo envolver nuestras mentes alrededor de cómo trenzar y atar las pulseras, una mujer artesana con habilidad podía hacer una pulsera básica bonita en aproximadamente 5 minutos. También aprendimos que el dinero que estas mujeres ganan va destinado a sus familias para la educación, la comida y agua limpia. Nuestro guía de la jungla, un hombre, nos dijo que su investigación había demostrado claramente que cuando tú educas y empoderas a las mujeres, el dinero te viene de vuelta a la comunidad, creando familias y comunidades más fuertes y saludables. El poder de las mujeres multiplica lo bueno y en beneficio de todos.

Una carta de amor para todas las mujeres

Fue en este contexto cuando leí una copia electrónica avanzada de Mujeres que Prosperan, Mundo que Prospera: Una invitación al Diálogo, la Curación y Acciones Inspiradoras co-autorizado por un maravilloso grupo de mujeres, incluyendo Diana Whitney quien es una pensadora de liderazgo y una practicante del espacio de Indagación Apreciativa. Muchas de las autoras tienen credenciales en los campos de la Psicología Positiva y/o Indagación Apreciativa, y esto llega a ser importante e ilustrativo a través del libro.

Lo que realmente se queda conmigo es que este libro – y “libro” parece como una palabra empobrecida para este tesoro – es realmente una carta de amor a todas las mujeres en todas partes. Es virtuoso, inspirador, empoderador y energizante. Habla de esperanza y de la posibilidad y la creación de un maravilloso futuro para todas las personas a través del reconocimiento y la apreciación de las mujeres.

¿Qué contiene dentro?


Celebración del libro en Sudáfrica, hogar de dos de las autoras, Tanya Cruz Teller y Marlene Ogawa

A un nivel más básico, el libro está dividido en capítulos que abordan temas como la educación por el cambio social y crear relaciones prósperas. Hay secciones dedicadas al cuerpo de las mujeres, la educación financiera y cómo las mujeres – y hombres – pueden apoyar a las mujeres. Este es verdaderamente un alcance amplio y diverso, e increíblemente ambicioso para un libro de esta naturaleza.

Lo que hace que funcione es que cada capítulo contiene micro-aprendizajes que llevan a un insight acerca del tema. Por ejemplo, un tema se sumerge en el perdón, describiendo lo que significa, y entonces incita al lector con preguntas apreciativas sobre el perdón: piensa en una situación en la que perdonaste una infracción pequeña y por qué fue importante para ti. Entonces se incita al lector a considerar otras situaciones, mayores transgresiones, incluso aquellas casi imperdonables, y contemplar el papel que el perdón ha jugado en sus vidas y progreso.

A través de ejercicios como este, narrativas personales dispersas a través del libro, prácticas y reflexiones poéticas, los lectores están invitados implícitamente a compartir su humanidad con todas las mujeres, y por extensión, todos los humanos del planeta.

Autoras de Estados Unidos, Canadá, México y Sudáfrica

Cómo usar el libro

Cada palabra se puede decir que ha sido elegida cuidadosa y deliberadamente, pero sus más de 200 páginas pueden sentirse abrumadoras. Las autoras han incluido también ocho formas en las que este libro puede usarse. Por ejemplo, quizás deseas utilizar esto para ti: escoge una página por día e invierte tiempo reflexionando y escribiendo en un diario. Quizá desees comprometerte con un/a compañero/a o una persona cercana a ti seleccionando preguntas para hacer el uno al otro para alcanzar una mayor comprensión. Quizá utilices estos bucles positivos para más adelante llevar a cabo intervenciones culturales en discusiones de grupo o en el lugar de trabajo. No hay duda de que los lectores creativos e ingeniosos encontrarán sus propias formas de participar con estos materiales valiosos.

Lo que destacó para mí

En mi encuentro final con este libro, sin embargo, lo que realmente destacó para mí es que el mundo no puede prosperar y la humanidad no puede florecer sin las contribuciones positivas de las mujeres, quienes forman solo más de la mitad de la población humana. Cuando las mujeres están involucradas, las comunidades, las familias y los lugares de trabajo son mejores y más fuertes. El mundo en situaciones terribles en la actualidad, con necesidades medioambientales, culturales, emocionales, físicas y financieras reclama apoyo humano y reparación. Ignoramos el poder de las mujeres a nuestro propio riesgo.

Creo que esta frase del libro ilustra esto de una forma sincera:

A mis hermanas mujeres: hemos sido llamadas para reunirnos en círculo. Unirnos en un círculo de comunidad y colaboración valiente. Levantad nuestras voces al mundo – porque juntas somos más fuertes.” (p. 155)

Salgamos adelante y florezcamos.

Referencias

Whitney, D., Cocciolone, J., Miller, C. A., Moon, H., Britton, K. H., De La Barra, A. L., Koh, A., Teller, T. C., & Ogawa, M. (2019). Thriving Women Thriving World: An invitation to Dialogue, Healing, and Inspired Actions. Chagrin Falls, OH: Taos Institute.

The 92 questions in this book are written in the style of The Encyclopedia of Positive Questions:

Whitney, D., Trosten-Bloom, A., Cooperrider, D., & Kaplin, B. S. (2013). Encyclopedia of Positive Questions, 2nd Ed.. Crown Custom Publishing.

Enlaces a los libros disponibles en Amazon:

Créditos de las imágenes:

Primera foto usada con permiso de Lisa Sansom.

Grupo de personas celebrando en Sudáfrica usada con permiso de Tanya Cruz Teller.

¿No ves las imágenes para los enlaces del libro? Desactiva Adblocking para este sitio para verlos.

This article first appeared on Positive Psychology News. To see the original article, click here. To comment on this article, click here.

Lisa Sansom, MAPP '10, es la propietaria de LVS Consulting, una firma de consultoría independiente que ayuda a crear organizaciones positivas. Lisa provee servicios, tales como coaching tanto individual como de liderazgo, asesoramiento de trabajo en equipo, entrenamiento en comunicación efectiva, Indagación Apreciativa y consultoría de gestión de cambios. Biografía completa. Sus artículos en inglés están aquí. Puedes encontrar también sus artículos en español aquí.


   

Decisiones Paradójicas: Aplicar Humor Sobre Uno Mismo, Improvisación Y Afirmación

By Alex Sternick -

Traducido por Georgina Saldaña Ocáriz

¿Por qué las personas se quedan en su zona de confort y se apegan a viejas creencias y comportamientos, incluso cuando esos patrones ya no les sirven? ¿Por qué continúan tratando de hacer lo mejor en situaciones donde esforzarse más es como presionar el acelerador de un auto en posición neutral?

¿Qué pasaría, si en cambio, las personas reconocieran el valor de la auto-aceptación y el valor de rendirse ante una situación actual, y luego jugar con la situación más que luchar contra ella, aceptando así la realidad tal como es? Quizá sean más lentos por el sentido común, que a menudo viene de autoridades o de normas sociales, lo que sintetiza las opiniones de otras personas.

¿Qué pasaría, si en cambio, tomaran decisiones paradójicas de manera deliberada contradiciendo viejos sistemas de creencias, como sugiere Bruce Lipton? Estas decisiones podrían permitir a las personas superar viejas actitudes y patrones de comportamiento. Cuando las personas pueden tomar decisiones paradójicas de manera juguetona, rindiéndose y disfrutando de la incertidumbre, pueden tomar decisiones liberadoras sin ningún escrúpulo.

Una decisión paradójica personal

Recuerdo estar sentado frente a la computadora enfocado en el trabajo de oficina. Frente a la pantalla, tenía un sentimiento intolerable, una falta de voluntad total para cumplir con los pensamientos de “Necesito…” que me mantenían allí. Escribir correos electrónicos se sentía como apretar el acelerador en estado neutral. Me di cuenta que nada positivo podría salir de dar lo mejor de mí. Al hacerme consciente de este sentimiento a través de las sensaciones de mi cuerpo, reuní el coraje para levantarme del escritorio, alejarme de la pantalla, y dejar la oficina. Conduje a la playa para hacer otra cosa.

Personalmente, disfruto cantar diciendo tonterías. Esta es una parte importante de los enfoques no lineales/psicología no terapéutica que comencé en 2004 y he estado profundizando desde entonces. (Los conceptos desde este enfoque aparecen en cursiva a continuación.) Ahora doy clases magistrales sobre enfoques no lineales alrededor del mundo. Por no-lineal, me refiero a lo no convencional, no definido por normas culturales o sociales, no restringido a ninguna verdad absoluta. Con frecuencia implica romper un viejo sistema de creencias. Por ejemplo, donde un enfoque convencional sería tratar de curar al paciente o administrar un antídoto, un enfoque no-lineal sería evocar los síntomas y ayudar al cliente a aceptarlos y jugar con ellos.

Me estacioné en la playa y fui a correr descalzo en la arena, cantando diciendo tonterías y olvidándome de las tareas que mi yo crítico creía que necesitaba cumplir. Hablar con tonterías es una forma de evitar la autocrítica excesiva del intelecto y evitar ser atrapado por un círculo mental interminable.

Apliqué el concepto de hacer otra cosa para escapar de la preocupación, lo cual minimizó mi confusión mental y me trajo de regreso al presente. Cuando mi mente se calmó, muchas ideas relacionadas con proyectos futuros fluyeron por mi mente. Sentí una gran alegría de poder trascender la actitud lineal impulsada por el temor de que debo sentarme y trabajar en la oficina. En lugar de dedicarme a esas tareas forzándome a pensar en ellas de manera excesiva, podría dejarlas proceder indirectamente. El Dr. Viktor Frankl una vez propuso que no busquemos el éxito, una perspectiva lineal, sino que dejemos que suceda como un derivado de estar alineado con nuestro significado y propósito único, un enfoque no-lineal. Por lo tanto, la auto-dedicación me liberó de la lógica lineal y los temores asociados provenientes de la sociedad, el gobierno o la cultura. Fui capaz de tomar distancia de la situación.

Sentí alegría y felicidad de estar en la playa, bajo el sol, no aprisionado en la oficina tratando de producir algo. No estaba impulsado por el miedo que aparece como “tengo que pagar mis deudas, así que creemos más trabajo.”

¿Qué son las decisiones paradójicas?

Las decisiones paradójicas son compromisos que no tienen nada en común con la perspectiva habitual de la persona o las formas de tomar decisiones, aunque una decisión paradójica podría ser una contradicción deliberada de formas de actuar del pasado. Las decisiones paradójicas establecen una nueva lógica privada. Tomar decisiones paradójicas requiere una actitud humorística, no sólo en la superficie cognitiva, sino mucho más profundo en la mente subconsciente, que viene de una convicción de que las lógicas formas de actuar del pasado se han vuelto inútiles. El humor nos deja ver que estamos mentalmente atorados.

Las decisiones paradójicas pueden ayudar a las personas a aceptar sus situaciones tal como son. Pueden engendrar una actitud bromista hacia cualquier consecuencia y circunstancia. Pueden resultar en futuras acciones no-lineales, acciones juguetonas. Las personas que toman decisiones paradójicas tienden a asumir una responsabilidad auto-humorística en lugar de tomar la vida y el futuro demasiado en serio.

El humor hacia uno mismo es la facultad de reconocer y aceptar nuestras mentes turbulentas como ilusiones. El humor hacia uno mismo también puede producirse exagerando explícitamente la seriedad frente a uno mismo y frente a los demás. El humor hacia uno mismo nos ayuda a salir de situaciones, facilitando la capacidad de tomar decisiones paradójicas. Algunas veces las personas actúan paradójicamente por desesperación existencial e inconmensurable, entendiendo que nada puede ser peor que ahora y nada puede perderse por tomar una dirección distinta.

Las decisiones paradójicas provocan auto-empoderamiento, asertividad y ligereza. La risa domina en lugar del sentimiento de estar condenado a aplicar intervenciones lógicas para resolver problemas.

Otro ejemplo de decisiones paradójicas

Aquí hay otro ejemplo. Una mujer 70 años de edad en un kibutz en Israel tuvo una reaparición de cáncer de seno cuando creía que ya estaba curada. Autoridades médicas le recomendaron tratamientos convencionales que incluían cirugía, radiación y quimioterapia. En lugar de eso, ella decidió administrar una intención paradójica, tal como lo ilustra Viktor Frankl en las palabras, “Hoy voy a tener un derrame cerebral.” Ella anunció en voz alta, “Voy a desarrollar muchos tumores cancerígenos en mi cuerpo.” Al hacer esto, ella se administró auto-aceptación, encarnando un gran sentido del humor hacia sí misma, y aceptando el cáncer como un amigo o un regalo, en lugar de un enemigo.

Luego, ella tomó varias decisiones paradójicas. En lugar de una larga serie de tratamientos convencionales, decidió tomar distancia de la situación al irse de vacaciones al Himalaya de Nepal donde su hija ya estaba de excursión. Acompañada por su comprensivo esposo, huyó de Israel a Nepal por varios meses. También se sometió a una dieta orgánica, completamente vegana sin alimentos a base de azúcar. Cuando regresó a Israel, probó algunos tratamientos alternativos para reforzar su sistema inmunológico, incluyendo la terapia con veneno de abeja o apiterapia. Sus decisiones paradójicas le permitieron tomar distancia de una mentalidad basada en el miedo. Sorpresivamente (o no) sus tumores se encogieron.

Conclusión

Las decisiones paradójicas pueden ser una solución posible cuando las personas se dan cuenta de que sus patrones de acción lineales no funcionan. Podrían contradecirse juguetonamente a sí mismos fuera de un profundo entendimiento de que no hay necesidad de tomarse a ellos o al mudo demasiado en serio. Aunque se admite debilidad, enfermedad e imperfección, se pueden aceptar a sí mismos plenamente, volviéndose amigos de sí mismos. Ya no hay necesidad de curarse usando esfuerzo mental. En vez de eso, podrían usar el enfoque de intención paradójica sugerido por Viktor Frankl. Este enfoque provoca el humor hacia uno mismo, el cual, desde mi punto de vista, es una forma elevada de humor y risa. Esto reduce la necesidad de ver la vida y el mundo externo como una jungla. Las personas pueden cambiar fácilmente los viejos patrones de acción y avanzar hacia un comportamiento refrescante, a veces rebelde, no convencional, que viene de tomar distancia del problema, tomar decisiones paradójicas y jugar a lo largo del camino.

 


Referencias

Bhaerman, S. (2015). Swami Beyondananda interview with Alex Sternick: The Sense behind the Nonsense.

Frankl, V. (1959). Man’s Search For Meaning. New York: Simon and Schuster.

Frankl, V. E. (1946/1975): Ärztliche Seelsorge. München, Kindler. English translation: The Doctor and the Soul: From Psychotherapy to Logotherapy, Revised and Expanded. The statement, “Today I am going to have a stroke,” is on p. 185 of the German version.

Johnstone, K. (2016). Don’t do your best: How to live an improvised life.

Lipton, B. (2006, 2016). The Biology of Belief 10th Anniversary Edition: Unleashing the Power of Consciousness, Matter & Miracles. Hays House.

Page, C. M.D. (2013). The Healing Power of the Sacred Woman: Health, Creativity, and Fertility for the Soul. Bear & Company. On page 76 includes the story of Shin Ichiro Terayama accepting the cancer as a friend.

Sternick, A. (2018). Art of Nonsense MasterClass: Fast Gibberish& Cathartic Release of Restrained Emotions.

Sternick, A. (2018). Acknowledge and exaggerate your seriousness towards self humor-Art of Nonsense Switzerland 01.18.

Sternick, A. (2013). Playing with nonsensePositive Psychology News.

Crédito de las fotos

Running on a beach Photo by Richard Masquelier on Unsplash
On or on switch courtesy of Mark Oliver Dittrich. Released into public domain on his behalf by Digital camera via Wikimedia.
Himalayas Photo by Ben Lowe on Unsplash

This article first appeared on Positive Psychology News. To see the original article, click here. To comment on this article, click here.

Alex Sternick es un experto reconocido internacionalmente y practicante del Arte del Sin sentido y Terapia de la risa. Inició clubes de risa en Israel y trabajó con israelíes y árabes en un intento de reunir a estos grupos diversos mediante la risa y el disparate. Su sitio web es La Gestión del Estrés de la Risa. Alex es el profesor de Gibberish para el Msc. en el programa de psicología positiva aplicada de la Universidad New Bucks en el Reino Unido. Biografía completa. Los artículos de Alex están aquí.


   

More Recent Articles